16 enero 2021

LA FILATELIA EN LA COMARCA. MÁS DETALLES DE SU PRIMERA EXPOSICIÓN FILATÉLICA

 

APUNTES FILATÉLICOS

TEULADA PIONERA DE LA FILATELIA COMARCAL

José Ivars Ivars / Divulgador e Investigador Filatélico

 

Hay un refrán en la cultura valenciana que dices así: “…qui guarda cuant té, menja cuan vol…”, y viene a decirnos que a veces guardamos cosas sin saber si un día servirán de algo, o si tendrá su importancia.  Y claro que la tiene en este caso. D. Joan Ivars Cervera, de Teulada, era un joven inquieto allá por los años 60 del siglo pasado. Inquieto por saber, conocer y descubrir. Y esa inquietud le llevó a descubrir y a conocer la filatelia, hasta el punto de poder decir que llegó a ser filatelista. Esa curiosidad de hombre joven, le hizo conocer la filatelia expositiva de su época.


Como tantos otros que hubo en la comarca, decidió consciente o inconscientemente, guardar documentación  que hoy, medio siglo después, nos hace reescribir la historia filatélica de la comarca. En mayo de este año, cuando iniciamos “Apuntes Filatélicos”, lo hicimos hablando aquella 1ª Exposición Filatélica que tuvo lugar en Teulada en el año 1967, exposición en la que participó Joan Ivars, y que tan a bien tuvo salvaguardar todo aquello que la exposición generó: sobre conmemorativo, folleto de la exposición, e incluso algunas fotografías que inmortalizaron aquel hecho que hoy podemos afirmar que no solo fue la primera exposición que se hizo en Teulada, sino que también es la 1ª Exposición Filatélica organizada en la comarca de la Marina Alta.


Conocíamos las fechas en que tuvo lugar, del 2 al 5 de abril de 1967, y pudimos constatar con haber visto el sobre conmemorativo que se edito para la misma, que la exposición no contó con un matasellos conmemorativo “oficial”, detalle que ya intuíamos al no aparecer matasellos alguno de Teulada en ninguno de los muchos catálogos de matasellos que existen.  Ahora, gracias a ese gesto de “guardar” que tuvo Joan, podemos conocer como se desarrollo la exposición, y detalles como que tuvo lugar en los Salones de la Sección Femenina (sic) que estaban ubicados el primer piso de la Calle Colón Nº 20 de Teulada. Organizada por el Grupo Filatélico Teuladense, entidad filatélica que salvo que surjan en un futuro nuevos datos, también podemos considerar que fue la Primera Sociedad Filatélica que se constituyó en la comarca, o al menos así gestaron varias actividades en aquellos tiempos. Esta 1ª Exposición Filatélica en Teulada contó con el Patrocinio del M. I. Ayuntamiento de la Villa, así como de la por entonces denominada “Caja de Ahorros del Sureste de España”.

La exposición quedó inaugurada el día 2 de abril de 1967 a las 16 horas, que por las fechas que se celebró formó parte de las actividades previstas con motivo de las fiestas patronales vicentinas de la localidad que cada año con la llegada del mes de abril (a partir del domingo siguiente al Domingo de Pascua de Resurección) se celebran por todo lo alto. Y con gran expectación debió inaugurarse la muestra filatélica que a pesar de ser la primera, contó con la presencia de las autoridades locales y del propio párroco local, Rvdo. D. Vicente Moll Ferrándiz. Durante 3 días, teuladinos y teuladinas pudieron contemplar las colecciones en horario de 16 a 18 horas.


El propio folleto de la exposición nos indica, que la exposición contó con su correspondiente “Jurado”, no tal vez como conocemos hoy en día en lo que sería una exposición competitiva, el cual “…examinó las colecciones y dictaminó la concesión de los Trofeos…”. ¡A esto se le llama empezar bien organizando exposiciones filatélicas! Estos citados trofeos fueron entregados en la jornada de clausura de la exposición, día 5 de abril, y por la foto recuperada fueron muchos los participantes. De izquierda a derecha podemos citar a Domingo Vidal, Juan Vallés, Vicente García Llobell, José Domingo García Vidal, Vicente Buigues, Juan Moragues y Lola Ivars Cervera.

Además la exposición contó, como actividad paralela a la misma, de unas “Charlas” que los organizadores denominaron Charlas Divulgativas, bajo los títulos “Origen del Sello Español” y “La Filatelia en la Navidad”. ¿Las dos primeras charlas filatélicas en la comarca? Posiblemente sí.

Las fotos que Joan atesora con tanto orgullo nos muestra a quienes posiblemente formaban parte de esta entidad filatélica pionera de la filatelia comarcal, que sabemos tenía su sede en la Calle San José Nº 9 de Teulada,  y que según información que nos aporta D. Alejandro Llobell, ejerció de Presidente D. Domingo Vidal. La sede de la entidad corresponde a la vivienda de uno de los miembros del Grupo Filatélico Teuladense, D. Pascual Llobell “Furrei”, quedando por conocer muchos más detalles de esta sociedad filatélica que seguramente dio el pistoletazo de salida a la filatelia comarcal, que décadas después de ellos, se fue consolidando en Denia, Ondara, Benissa o Calp.


Efímero o no su paso por la filatelia de Teulada, poder haber constatado detalles de esta exposición filatélica, es un hito importante que tenemos que agradecer al buen hacer de nuestro inquieto Joan Ivars, y al filatelista Alejandro Llobell que aunque no vivió filatélicamente aquella época, hoy se desvive por esta pasión que nos une, que no es otra que el coleccionismo de sellos, su historia y su cultura.

10 enero 2021

FILATELIA TEMÁTICA. "VER MÁS ALLÁ DEL SELLO"

 

DE CUANDO EN TEMÁTICA HAY QUE VER MÁS ALLA DEL SELLO…

MENSAJE MICROSCÓPICO “HISTÓRICO” EN UN SELLO DE CORREOS


José Ivars Ivars / Divulgador e Investigador Filatélico

 

Suele ser muy habitual de quienes coleccionan sellos, que simplemente observan el sello en busca de una imagen a la que asociar a una temática en concreto. En ocasiones esa búsqueda temática en un sello nos hace usar utensilios tales como la lupa que nos desvelará detalles más concretos para saber si el sello nos va a servir para nuestros propósitos o no. Pero algunos sellos, como los que hoy nos ocupan, a simple vista uno no sabe bien qué es lo que ve, y ni con una de las lupas “normales”, podemos descifrar el contenido. Quién los diseño supo que iba a ser necesario el empleo de mecanismos ópticos de mayor precisión o amplitud.


En 1954 Grecia pone en circulación una serie de sellos (Scott 568-573), 6 en concreto, en los que la imagen (idéntica para todos los sellos) que muestran los sellos referidos, es un texto microscópico (extenso y con una letra minúscula) sobre el que se ve lo que parece ser una mancha de tinta. El texto lo encabeza un titular que dice “London. Parlamentary Debates. House of Commons. Oficial Report. Wednesday. 28th july 1954. Cyprus”, y si nos quedamos simplemente con esto, la filatelia no tendría sentido alguno. Entonces ¿Qué viene a mostrar este sello?

A pesar de que la emisión corresponde al correo griego, la historia nos traslada a la Isla de Chipre, la cual pasó a formar parte de la administración británica en la fecha del 12 de julio de 1878, convirtiéndose oficialmente en colonia británica el 5 de noviembre de 1914, justo con el estallido de la 1ª Guerra Mundial. Finalizada está el territorio chipriota continuo formando parte del Gran Imperio Británico, pero ya en 1931 se inicia una especie de movimiento por liberarse de la hegemonía británica sobre la isla, y que esta formase parte de la conocida como “enosis”, unión de Chipre con Grecia.

Fruto de estas revueltas y manifestaciones independentistas que con el final de la II Guerra Mundial aumentaron, es uno de los  muchos debates que tuvieron lugar en busca de una acuerdo entre la metrópoli, Londres, y el pueblo chipriota ansioso de dejar de formar parte del Gran Imperio. Y lo que el sello muestra, es precisamente parte de este debate que tuvo lugar el miércoles 28 de julio de 1954, en la Cámara de los Comunes (House of Commons) de Londres.


Si ampliamos los más que podamos el sello y su contenido, se puede leer en inglés el contenido de lo que se debatió. Y la historia nos cuenta que el 16 de agosto de 1960, esta isla del mediterráneo obtiene su independencia y se constituye como República de Chipre.

Temáticamente, el sello y su contenido es digno de formar parte de numerosos planes que desarrollen esa parte de la historia más reciente de Europa, tanto de la entreguerras como la posterior, y una vez más vemos como al sello hay que mirarlo con determinación y entrega, para sacar de él todo aquello que nos quiere decir.

09 enero 2021

UNA COLECCIÓN DE "JERSEY" DONADA A ELDA EN 1973

 

DONACIÓN Ó CESIÓN FILATÉLICA

La Colección de “Jersey” para la ciudad de Elda

José Ivars Ivars / Divulgador e Investigador Filatélico

 

En ocasiones es habitual escuchar que se ha donado o cedido (son palabras distintas) cierta colección de sellos o archivo filatélico-postal. Muchas colecciones, sus creadores encuentran en esta opción una continuidad a los años de trabajo filatélico llevados a cabo, y acaban en manos de entidades u organismos que en forma de museo o archivo, se encargarán de velar por ese patrimonio cultural e histórico que se recibe.


Recientemente, estando rebuscando información para un futuro trabajo sobre la filatélia alicantina, me topé con un titular que hablaba de cierta colección de sellos “donada” al pueblo de Elda (Alicante). La noticia la recogía el semanario local “Valle de Elda”, en su número 857 de fecha 27 de enero de 1973, y cuyo titular dice “Una importante colección de sellos y sobres de primer día de la Isla de Jersey donación de una Eldense ausenta al pueblo de Elda”.

La noticia que firma A. Navarro, viene a reflejar que al parecer en la EXFIELDA del año 1972, se recibió la visita de una filatelista Eldense que desde hace años vivía en la Isla de Jersey (Gran Bretaña) y que admirado por el trabajo que en Elda se llevaba a cabo por la difusión y divulgación de la filatelia, tomó la decisión de donar una parte de su colección “…al pueblo de Elda…”. Este coleccionista, de nombre Ramón Pujalte Asensi (1), acordó con el Secretario de, por aquel entonces, Sección Filatélica del Centro Excursionista Eldense, D. Isidro Verdú, que les remitiría cierto material postal de “Jersey”, consistente en varias series y Sobres de Primer Día emitidos por esta isla británica del Canal de la Mancha. Y así lo hizo. Al poco tiempo y en 2 paquetes la Sociedad Filatélica Eldense recibió el material prometido, acordando que mientras tanto el Ayuntamiento de Elda buscaba su futura ubicación, sería la entidad filatélica la que custodiaría dicho material.


Pero….¿Qué fue de esa donación filatélica al pueblo de Elda? A esta pregunta no podemos darle una respuesta acertada y verídica. Desconocemos que fue de aquellos sellos, sobres y matasellos británicos, que aunque no tengan un valor descomunal, al menos el interés del coleccionista y el gesto que tuvo para con su gente, debía de estar a buen recaudo.

Lo que si sabemos, y así lo demuestran las crónicas de la época y la relaciones de colecciones que se fueron exponiendo en las muchas exposiciones que se organizaron en Elda, es que al año siguiente, en la EXFIELDA 73 que tuvo lugar del 6 al 9 de septiembre, y que se dedicó al II Festival de Ópera, parte de este material fue expuesto para contemplación de los eldenses.

La Sección Filatélica del C.E.E., fue durante décadas una de las más activas y prolíferas sociedades filatélicas que hubo en la provincia de Alicante (2), y de su seno surgieron grandes filatelistas del nivel de Jorge Alemany Coll, Francisco Susarte, José Yañez Deltell o Alfredo Navarro Payá, por citar unos cuantos.

Aquellos sellos de “Jersey” fueron una donación altruista, un gesto filatélico que siempre de agradecerse, pero en ocasiones y si el valor de lo donado no es extraordinario, esas cosas parece que se pierden con el olvido.


NOTAS:

1.    Según los datos consultados y obtenidos, D. Ramón Pujalte Asensi nació en Elda el 22 de marzo de 1917 y emigro a la Isla de Jersey en los años 40 del pasado Siglo XX.

2.    Cuenta además con un amplio número de matasellos conmemorativos de la Feria Internacional del Calzado, además de los usados en sus numerosas exposiciones filatélica, la última de ellas con matasellos celebrada en el año 2010.

05 enero 2021

HABLEMOS DE MAXIMOFILIA: TARJETAS CIRCULADAS POR CORREO QUE SON "MÁXIMAS"

 

Hablemos de Maximofilia

(Artículo publicado en la Revista El Eco Filatélico y Numismático. Enero 2021)

 

LAS TARJETAS MÁXIMAS CIRCULADAS CON CONSENTIMIENTO DEL ENTE POSTAL


Por José Ivars Ivars /Divulgador e Investigador Filatélico

(Miembro ASEMA)

 

No sé si estáis conmigo cuando me atrevo a afirmar que el coleccionismo de tarjetas máximas o Maximofilia, es esa modalidad que tiene la Filatelia donde los elementos que la componen, tarjeta, sello y matasellos, conforman un conjunto que la mayoría de las veces está hecho ex profeso, pero a pesar de ello sea cierto o no, los orígenes de estas tarjetas máximas, está en el “azar” o la “casualidad” cuando en el auge del uso de las tarjetas postales, el remitente, comprobó que tanto la imagen de la postal como la del sello eran iguales (o similares) y que a la vez se le podía incluir un matasellos concordante con ambas imágenes, lo que le hizo tener el detalle de colocar el sello en el anverso de la postal, lugar que por lo general no era el destinado al franqueo, solo en los enteros postales, y como ejemplo por citar algunas, tenemos aquellas primeras tarjetas máximas de la Pirámides de El Cairo.

 

Entero Postal danés  circulado con sello adicional para completar la tarifa.  Conjunto convertido en Tarjeta Máxima por la concordancia existente entre la imagen del sello adicional y el escudo en la tarjeta

Estos días estamos viendo publicadas imágenes de muchas Tarjetas Máximas de las del periodo clásico (1), la mayoría realizada con la base de algunos de los Enteros Postales que algunos países pusieron en circulación a finales del Siglo XIX y principios del XX, donde al añadirle un sello para complementar la tarifa por la razón que fuese, la imagen de este sello coincidía con la que llevaba el Entero Postal. Y con el detalle de que el conjunto siendo Tarjeta Máxima, circuló por el correo. Esta característica suele ser uno de los peros que se le pone siempre al coleccionismo de T. Máximas: el ser piezas no circuladas.

La normativa al respecto de la circulación de tarjetas postales siempre ha sido muy clara con respecto a donde irá el sello, y donde el texto. Varias circulares y normativas de la época dejaban claro que quedaba prohibido el uso de sellos en la parte de la imagen a la hora de franquear, seguramente para que la estampación del matasello no quedase poco visible. Incluso la Unión Postal en el año 1905 aprueba una normativa para todos sus estados miembros, en la que desde entonces las tarjetas “…reservaran su reverso para el texto, la dirección y el franqueo…”, y España adopta esta medida por Real Decreto de fecha 7 de diciembre de 1905 (2), norma que no afectaría a los Enteros Postales y sí únicamente a las tarjetas postales convecionales que a principios del Siglo XX ya empiezan a ser un producto muy demandado para comunicarse a través del Correo.

 

Entero Postal y a la vez Tarjeta Máxima. Emisión de 1897. Colección de Juan A. Casas (Presidente de la Comisión de Maximofilia de FESOFI)

Con esto, el encontrar Tarjetas Máximas debidamente circuladas se presenta como un asunto de compleja dificultad y a la vez de una gran rareza si hallamos alguna. Pero no en todas partes fue igual. Una crónica publicada por la Revista MADRID FILATÉLICO en su número del mes de Diciembre de 1952, titulada “TARJETAS MAXIMO” (3) y en el que leemos un, llamémosle subtítulo, que nos dice “…Las Tarjetas Máximo (sic) han obtenido reconocimiento oficial por el Departamento de Correos…” Este reconocimiento hace referencia a una reunión mantenida entre directivos de la Maximum Card Society of América y el Director General de Correos del país, celebrada el 17 de junio de 1952, en la cual se autorizaba la circulación de tarjetas máximas por el correo norteamericano, de tal forma que desde entonces los aficionados a esta modalidad filatélica, además de confeccionar sus propias T. M. según las normas de la época, iban a poder hacerlas circular por correo como una tarjeta convencional más. El acuerdo entre ambas entidades viene a decir que “…las tarjetas que lleven adherido sellos por el lado de la vista (imagen)…tienen el derecho a ser mataselladas en cualquier estafeta postal de los E.E.U.U. y su posesiones…).

El artículo deja claro que hasta la fecha, el correo americano había sido muy reacio a matasellar las tarjetas que se presentaban con el sello puesto en el anverso, y mucho menos a que pudieran circular por el correo como cualquier otro objeto autorizado. La pregunta que nos hacemos es sí en España, nuestro Correo, tuvo alguna normativa, resolución ó Decreto, en el que si autorizase al uso de sellos puestos en el anverso de las tarjetas postales y que así mismo pudieran circular como correspondencia normal, ¿ó aquellas T. M. españolas de principios y mitad del Siglo XX que encontremos circuladas van a ser fruto de la casualidad y de hacer la vista gorda los funcionarios de Correos?

 

Entero Postal circulado de Sevilla a Alemania (17.04.1928) con sello adicional. A la vez la composición resulta ser una Tarjeta Máxima circulada por el correo


Por mucha búsqueda que hemos querido realizar para encontrar algún punto ó artículo en la normativas de Correos en España que nos hablen del lugar en el que no está permitido poner un sello en una tarjeta postal para que esta pueda circular como elemento postal, no hemos podido constatar dato alguno si bien, una consulta realizada al amigo Juan Antonio Casas (al que agradecemos su ayuda) nos indica que la Dirección General de Correos en sendas circulares de fecha 31.12.1886 y 29.01.1887, derogaba la circular de fecha 08.11.1873 y en la que se autorizaba la realización de tarjetas de iniciativa privada, siempre que se cumpliesen ciertas condiciones y entre ellas la de que
“…en el anverso no podrá ponerse más indicación manuscrita que el nombre y la dirección del destinatario…”, a la vez que añade que “…deberán llevar adherido en el anverso, ángulo superior derecha, sellos de correos del valor marcado según las vigentes tarifas…”  Una antigua normativa que no nos aclara mucho si el uso de sellos en el anverso de las tarjetas postales está o no permitida pero como ya sabemos lo que no se autoriza no se puede permitir.

 

Tarjeta Postal circulada (06.05.1939). Sello de Timbre Móvil (Fiscal) usado como sello postal

Este comentario sobre las descritas circulares forma parte de una publicación que bajo el título “Recuerdo de Cádiz. Historia Social de las Tarjetas Postales 1897-1925” (4), que añade además la puntualización de que las Tarjetas Postales “particulares” quedarán sometidas a las disposiciones del Art. XV del Reglamento de la Unión Postal de Correos la cual prohíbe “…se adhieran a las tarjetas postales ninguna clase de objetos que no sean los sellos necesarios para su franqueo…”, y nuevamente sin indicar en qué lado sí está permitido que se pongan los sellos.

En definitiva no puedo afirmar que el correo español regularizase de alguna forma el uso o no de sellos en los anversos de las tarjetas postales. Lógicamente el formato de según qué tarjetas postales admitidas por la administración postal en según qué años, llevaban las posibles imágenes en el mismo lado en el que se reservaba el espacio para el sello y el matasellos, lo que dio lugar a combinaciones propias de la “Maximofilia”, como algunos de los ejemplos que aquí mostramos.

 

Tarjeta postal circulada con bloque de 4 sellos de Timbre Móvil (Fiscal) usados como sellos postales. Fechador de Cádiz


Lo que es más que evidente es que la Tarjeta Máxima la hay sin haber circulado (la normativa así lo permite), y las hay circuladas. Es cosa de realizar una exhaustiva búsqueda. Todo es ponerse a ello porque la MAXIMOFILIA es apasionante digan lo que digan.

 


NOTAS:

1.    Así las nombra Juan Antonio Casas, Presidente de la Asociación de Maximofilistas de España (ASEMA).

2.    A pesar del Real Decreto, esta norma no siempre se ha cumplido y la diversidad de Tarjetas postales y formas de impresión es muy grande.

3.    El artículo que no lleva autoría, tiene este título que o bien pueda tratarse de un error topográfico o de traducción del artículo, o bien el término “Máxima” en España todavía no estaba establecido como tal, y no se sabía cómo definir a estas piezas filatélicas.

4.    El autor es D. Rafael Garófono, y está editado por Quorum Libros Editores.

30 diciembre 2020

A PARTIR DE ENERO EN LA OFICINA PRINCIPAL DE CORREOS DE ALICANTE.

 

TODO LISTO PARA UN AÑO DE “EXPOSICIONES” EN ALICANTE


José Ivars Ivars/Divulgador e Investigador Filatélico

 



No se puede terminar mejor un año filatélico, que empezando ya a trabajar para que el siguiente sea mucho más filatélico que el que dejamos atrás. Y hoy hemos dejado ya preparado el escenario de la que será la primera exposición de 2021 en Alicante, exposición que tendrá una duración de 12 meses y que se podrá visitar en la Oficina Principal de Correos de Alicante a partir de los primeros días de enero.


Y la colección de nuestro socio, Aarón Vázquez Such, con el título de “Rumbo a Cipango” ya está montada y dispuesta para que quienes se pasen por el “hall” del centenario edificio de Correos de la alicantina Plaza de Gabriel Miró, puedan gozar y disfrutar de su contenido. Esta colección compuesta por 80 hojas y repleta de material postal dedicado al Descubrimiento de América, será la primera de las 12 colecciones que a lo largo de todo el año 2021 se van a poder ver en ese mismo escenario.


A pesar de que en un principio la idea de los organizadores, la Sociedad Filatélica y Numismática de Alicante, era inaugurar esta serie de exposiciones el próximo día 2 de enero, por motivo de las diversas festividades que estos días se celebran, el acto oficial de inauguración del primer acto conmemorativo del 75 Aniversario de la filatelia alicantina, tendrá lugar el próximo día 14 de enero, en la que se espera que asistan tanto responsables de Correos, como numerosos filatelistas de la provincia que darán apoyo a la actual directiva de la S. F. y N. de Alicante.


“12 meses y 12 colecciones” harán de Alicante centro neurálgico de la filatelia y el coleccionismo, resaltando el esfuerzo y dedicación que esta entidad filatélica creada en 1946, pone de manifiesto en la divulgación y promoción del coleccionismo de sellos.

27 diciembre 2020

HABLEMOS DE MAXIMOFILIA. UNA T.M. QUE NO LO ES. EL USO FRAUDULENTO DE LOS MATASELLOS



HABLEMOS DE MAXIMOFILIA

NO TODO ES LO QUE PARECE

POR JOSÉ IVARS IVARS
Agrupación Filatélica de Calp / Socio ASEMA




Tarjeta Máxima ¿? Objeto de este estudio

¿Serán los coleccionistas de T.M., los que más atentos han de estar para que sus piezas sean lo más veraces posibles, frente a falsificaciones ó manipulaciones? Cabe la posibilidad de que sea así, y cada vez tengo más claro que el coleccionismo de T.M., no es “moco de pavo”, y uno nunca debe bajar la guardia en ningún momento.

Es evidente que cuando empiezas a coleccionar y tus intenciones son las de exponer, siempre hemos de tener muy presente los Reglamentos FIP, aunque nuestro trabajo simplemente se vaya a exponer en exposiciones no competitivas, sobre todo porque es en los reglamentos y más en el de Maximofília, nos va a dar las indicaciones de cuales si son T.M., y cuáles no.


Reverso de la Tarjeta con la información que
esta nos aporta para el estudio
Que en Maximofilia, los 3 elementos de que se compone toda T.M., son importantes lo sabemos, por eso no está de más nunca que cada vez que tengamos una pieza a incorporar a la colección, la estudiemos detalladamente, aunque a simple vista nos parezca una pieza perfecta y digna de nuestro trabajo filatélico.

Empezaremos por la postal y de ella diremos que el frontal ó anverso, nos muestra una imagen de un descenso de aguas bravas, modalidad de piragüismo que es deporte olímpico (1), y que va a ser el motivo principal por el que se confecciona esta T.M. que estamos estudiando. De este frontal obtenemos información tal como que fue editada por la “Associació Filatélica Andorrana”, con la descripción de “Jocs Olimpics de Montreal 1976” (2), así como la tirada que de la misma se hizo (1500 ejemplares), y el numero 0908 que entendemos y dado que no está impreso en la misma postal, corresponderá al número de la T.M, sin saber bien cuantas llegaron a realizarse.

Del sello, elemento principal de toda T.M. podemos aportar que lo puso en circulación el Correo de Andorra (3), en fecha 09.05.1976 (4), sello que forma parte de una serie de 2 sellos dedicados a los JJ.OO. de Montreal de 1976, siendo este el de mayor valor facial correspondiente a 15 ptas., impreso en huecograbado, con un dentado 13 y emitido en pliegos de 80 ejemplares por hoja, con una tirada total de 700.000 ejemplares de cada sello (5).

Copia del BOE donde se anuncia
 la emisión y puesta en circulación
del sello de Andorra

De momento tenemos 2 de los 3 elementos de que consta una T.M., y estos 2 elementos podríamos decir que su concordancia puede admitirse según el Reglamento F.I.P., aunque algunos puristas bien podrían decir que la postal muestra la modalidad de 2 deportista (pareja) y el sello solo uno.

Conozcamos pues el 3er. Elemento y veamos donde surge la duda que tenemos al contemplar y estudiar esta pieza tan singular. De entrada el matasellos utilizado para obliterar esta T.M., nos da como fecha de primer día (el matasellos es de Primer Día), el 9 de julio de 1976, y según hemos visto en su catalogación (Edifil) y en la Orden Ministerial de fecha 06.03.1976, el sello se puso en circulación un mes antes. ¿Se pudo retrasar por alguna razón la emisión de este sello hasta el 9 de julio? Realmente la información que hemos cotejado no da respuesta afirmativa a esta pregunta ó duda, y el B.O.E. del 31 de marzo solo nos corrobora la información catalogada, por lo que definitivamente el primer día de circulación de este sello es el indicado del 09.06.1976. ¿Y entonces porque este matasellos y esta fecha?


No me diréis que esto de la Maximofília es algo tan simple y sencillo como parece….pero las apariencias engañan. Hemos dicho con anterioridad que quien se precie de ser un/a buen/a maximofilista ó al menos quiera intentarlo, ha de estar dispuesto/a a estudiar cada ejemplar tan minuciosamente como le sea posible, y en este caso en concreto nos queda por estudiar el matasellos utilizado, que como vemos es de los de Primer Día (P.D), de los habituales en las emisiones de Andorra Española, pero con un detalle que nos dará respuesta a las dudas e incógnitas que esta T.M nos presentaba con anterioridad, pero como veremos al final, estudiarlo nos dio lugar a nuevas dudas y nuevas preguntas.


Matasellos tipo II utilizado para
Obliterar esta tarjeta
De la información que tenemos, este matasellos de P.D. es el conocido como “Tipo II” (6), que se usó para cancelar las emisiones postales en su primer día de circulación entre mayo de 1978 a abril de 1980, con lo cual la conclusión es que este matasellos que aparece en la supuesta T.M., no pudo usarse en junio de 1979, puesto que para esa fecha en Andorra Española se usaba el conocido como “Tipo I” (7). Entonces, ¿Qué hace un matasellos de 1978 en una T.M fingiendo haberse usado en 1976? La respuesta no la sabemos, y dudamos mucho que desde la Asociación Filatélica de Andorra, se hiciese algo así deliberadamente. Posiblemente, en un momento dado, alguien tuvo acceso a este matasellos, y pasado el tiempo, y con algún lote de postales que tuviese a mano de las editada por la entidad filatélica andorrana, puso manos a la obra y quiso hacer una “gracia” porque variedad no la vamos a llamar, una chapucera gracia porque ni tan siquiera se paró a ver qué fecha de primer día tenía el sello y así le salió.

Matasellos Tipo I que debió
usarse para realizar la T.M.

Al final la conclusión que tenemos es la de que teníamos una supuesta T.M., que ahora tras comprobar que se usó deliberadamente un matasellos modificando la fecha de su uso legal, ahora y según los reglamentos, nos encontramos que simplemente tenemos una Tarjeta Recuerdo. Cabe esperar que un día podamos encontrar una T.M. de esta emisión con su matasellos de P.D. correctamente estampado, para que podamos corroborar nuestra hipótesis.

Mientras eso llega, un simple consejo….”NO TODO ES LO QUE PARECE SER”.



(1)      El descenso de aguas bravas es una competición que tiene por objetivo que un competidor en una embarcación sobre aguas bravas descienda por un recorrido establecido en el menor tiempo posible. Es deporte olímpico desde Munich 1972, pero no fue hasta Barcelona cuando empezó a ser deporte olímpico en cada edición.

(2)     Se celebraron en la ciudad canadiense de Montreal entre los días 17 de julio al 1 de agosto de 1976.

(3)     Por Real Orden de 18 de noviembre de 1927 el Correo en Andorra pasaba a ser organizado por el Correo español, siendo a partir del 1 de enero de 1928 cuando oficialmente se inicia este servicio. A partir del Congreso U.P.U, de 1929 celebrado en Londres, se reconoce el derecho de Francia a ejercer como entidad postal y a partir del 30 de junio de 1930 se abren las primeras oficinas de La Poste en el Principado.

(4)     Orden Ministerial de fecha 06.03.1976. B.O.E. del 31.06.76

(5)     Datos obtenidos del Catálogo Especializado EDIFIL 2002.

(6)     Edifil Especializado. Tomo IV. Año 2002. Pag. 18

(7)     Este matasellos Tipo I se usó para los sellos emitidos en Andorra entre el 2 de mayo de 1972 al 2 de diciembre de 1977, Sello Edifil números del 72 al 111.