jueves, 19 de enero de 2017

HABLEMOS DE MAXIMOFILIA. EL CRISTO DE LEPANTO



HABLEMOS DE MAXIMOFILIA

EL CRISTO DE LEPANTO Y LA BATALLA DEL MISMO NOMBRE
Por José Ivars Ivars.
Socio ASEMA y A. Filatélica de Calp


De Lepanto nos viene a la mente que fue la mayor batalla del mundo moderno, pero pasa desapercibido que debe su nombre a la ciudad griega de “Lepanto”, conocida actualmente cono Naupacto (1).


De la batalla, y para no excederme, podemos decir que tuvo lugar el 7 de octubre de 1571 frente a las costas griegas, y donde se enfrentaron la Armada del Imperio Otomano y la Armada de una coalición católica, llamada “La Liga Santa”, entre la que estaba la Armada Española. Esta coalición estuvo liderada por D. Juan de Austria (2), y llevó a la victoria de los cristianos frente a los turcos, en aguas helénicas.

Y a todo esto ¿Qué papel tiene el “Cristo” de la Tarjeta Máxima, en esta mítica Batalla?

Con motivo de la celebración en Barcelona en el año 1960 (3) del I Congreso Internacional de Filatelia, Correos puso en circulación 1 serie de sellos compuesta por 6 valores para correo, más 4 valores para Correo Aéreo (4). 3 de estos valores, el de 50 cts. (de pesetas), y el de 1 y 5 Ptas., estuvieron dedicados al “Cristo de Lepanto” (5). Esta imagen que podemos encontrar en Barcelona, cuenta la leyenda (ó la historia) que estuvo presente en la Batalla de su mismo nombre (de ahí su nomenclatura), justo en la nave capitaneada por D. Juan de Austria (hermanastro del Rey Felipe II), de nombre “La Real”, y cuya victoria de la flota cristiana, hizo que los turcos no avanzaran hacia Europa.



Este crucifijo nos dice la historia que fue rescatado de aquella batalla mítica, y conducido por expreso deseo de D. Juan, a la Capilla en la que actualmente esta ubicado dentro de la Catedral. En aquel día del 7 de octubre de 1571, D. Juan de Austria, una vez comenzado el combate, sacó el crucifijo de su recamara y lo colocó en el estanterol de la nave, obrándose el milagro de que el viento cambió su dirección y dejo quietas las naves turcas, para beneficio de la flota cristiana que la aniquiló sin contemplación.

También ha llegado como parte de la historia ó de la leyenda que al parecer un proyectil lanzado desde una galera turca, entró en el buque La Real, y que cuando iba a impactar sobre el crucifijo, este se desplazó hacía un lado esquivando la bala, de ahí su posición inclinada que conocemos.

La Tarjeta Máxima que reproducimos, está realizada con el sello de 70 cts. (3) sobre postal desconocida de la imagen del Cristo de Lepanto, y estampada con el matasellos conmemorativo de la Exposición “Congreso Internacional de Filatélia CIF 60 Barcelona”, con fecha 5 de abril de 1960. Dado que en la obra “Crónica del CIF 60” del filatelista D. Manuel de Fermentino (6), nos indica que fueron 5 los tipos de matasellos que se usaron durante la exposición, y según por las características descritas por este coleccionista, el que se usó en la TM, es concretamente el tipo “V”. Aunque no hemos podido constatar en el catálogo de matasellos de FESOFI, este detalle que muy bien expresado nos da el Sr. de Fermentino en su libro, el catálogo de D. José Mª Gomís Seguí, “Catálogo de matasellos y marcas especiales de España” (Pág. 50), si vienen reflejadas estas pequeñas diferencias en cada uno de los matasellos.






1.     Naupacto es una ciudad griega situada en la costa norte y en cuya bahía tuvo lugar la Batalla de Lepanto.

2.     Juan de Austria (1545 ¿?-1578). Hijo del Rey Carlos I de España y V del Sacro Imperio Germánico. Fue militar a las ordenes de su hermanastro, el Rey Felipe II, así como Gobernador de las “Tierras de los Países Bajos”.

3.     Se celebró del 26 de marzo al 5 de abril de 1960.

4.     Edifil 1280/1289. Fecha de la emisión 27.03.1960. Huecograbado Dentado 12 ¾.

5.     También llamado “Cristo de las Batallas”, y esta situado en la Capilla de San Olegario de la Catedral de Barcelona.

6.     Manuel de Fermentino. “Crónica del CIF 60”. Colección La Corneta. Pag. 115/119. Editorial Artigas. Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario