lunes, 18 de enero de 2016

PERSONAJES EN LA HISTORIA. JAIME I EL CONQUISTADOR.



Personajes en la Filatelia…



JAIME I EL CONQUISTADOR

Por Pepe Ivars Ivars


Una de las características que ofrece el coleccionismo de sellos es que a través de él se puede tener conocimiento muy generalizado de la historia, cultura y costumbres de cualquier país del mundo, y con ello poder profundizar en el estudio de la emisión indagando sobre el motivo que aparece en el sello lo que nos da la posibilidad de conocer muchos aspectos que el sello a simple vista no ofrece y que solo el coleccionista es capaz de obtener.
Desde la aparición del sello en 1840 en Inglaterra, una imagen, un mensaje ó un motivo, han estado siempre asociados a cualquiera de los millones de sellos que han visto la luz, y de entre todos, los dedicados a los “personajes históricos” podrían constituir el grupo más numeroso tal vez por la importancia que estos personajes y sus hazañas han constituido para la historia de un país ó territorio, de ahí que se les haya querido rendir su merecido homenaje, filatelizando al personaje ó sus hazañas.
Este sería el capitulo de la filatelia que nos ocupa hoy aquí y aunque el catálogo de sellos españoles nos ofrece la posibilidad de hablar y conocer a muchos de nuestros antepasados que brillaron cada uno en su época, he decidido conocer un poco más a uno de los reyes que contribuyeron a escribir la historia del “Reyno de Valencia” en mayúsculas y como recuerdo de aquellas épicas hazañas, para que su figura y recuerdo perdure durante largo tiempo. Este pequeño reconocimiento postal sobre la figura de Jaime I el Conquistador, vendría a sumarse a los miles que ya tiene bien en numerosos libros y tratados sobre su vida, esculturas y obras pictóricas, o también numerosas calles de las poblaciones que de alguna forma han querido rendirle homenaje. Sirva estas letras para desde nuestro humilde trabajo de coleccionista, rendir también un homenaje a este Rey y figura histórica que contribuyó a que nuestras tierras, poblaciones y sus gentes hayan podido desarrollar su propia cultura valenciana.


Reseña biográfica
De Jaime I, “El Conquistador” como pasaría a conocerse en el argot histórico, se ha escrito mucho y difícilmente puedo aportar nada nuevo a su vida y hazañas, pero antes de entrar en el apartado filatélico cabe resaltar algunos apuntes de su biografía para conocerlo tal vez un poco mejor.
Nuestro protagonista nació en Montpelier (Francia) el 2 de febrero de 1208 y fue fruto de la unión del rey Pedro II el Católico y Maria de Montpelier. Siendo niño su padre lo entrega como prueba de paz (1211) de una guerra sin sentido y que no dio los resultados esperados porque Pedro II falleció en el campo de batalla dos años después. Reclamado por los aragoneses y a instancia del Papa Inocencio III regresó a la corte y quedó bajo la tutela de la Orden del Temple (Los Templarios).

Pasa su minoría de edad en Huesca, en el castillo de Monzón iniciando su reinado a la edad  de 20 años, reinado que no sería tranquilo dado que existían diversos conflictos entre territorios limítrofes de los que tuvo que tomar parte especialmente en la lucha contra los musulmanes con el fin de liberar el reino de Aragón de su invasor, y proceder a su reconquista.
En la batalla de Peñíscola en 1225 inició su cruzada contra los musulmanes aunque en esta cayó derrotado pero no supuso freno alguno para que tras el debilitamiento de las tropas musulmanas tras la derrota de Navas de Tolosa, Jaime I inicie la expansión del Reino de Aragón por todo el mediterráneo y para ello conquista Mallorca y Menorca en 1231 e Ibiza en 1235, además de incorporar a la corona aragonesas las tierras conquistadas en la península: Burriana, Peñíscola y Valencia (1238), y Xátiva y Biar entre 1244 y 1245.
La conquista de la ciudad de Valencia la  inició en 1233 y su entrada por la puerta de Valencia se produjo el 28 de septiembre de 1238, habiéndole otorgo su propio “Fur” (Fueros de Valencia) convirtiéndola en Reino, y dotándola además de Cortes y moneda propia lo que le daba una autonomía propia frente a las otras divisiones territoriales existentes en la época. Este nuevo reino delimitaba al oeste, sur-oeste con el Reino de Aragón y al norte con el Condado de Barcelona.
El reinado de Jaime I se caracterizo por el impulso que le dio a la vida municipal donde “las Cortes” alcanzaron una importancia manifiesta, y el auge en el comercio con ultramar posicionaron a los puertos valencianos entre los más importantes del mediterráneo.
Falleció en el Reino de Valencia en 1276 y fue enterrado en Poblet, donde descansan  sus restos en el propio Monasterio de Poblet. Como rey tras su fallecimiento, tuvo que dividir sus posesiones entre sus hijos, Aragón para Pedro el Grande y Mallorca para Jaime.
La conquista de las tierras valencianas por Jaime I el Conquistador pusieron fin a cinco siglos de cultura musulmana, pero su impronta fue tan sólida que aún hoy encontramos huellas culturales de aquel pasado musulmán.


Jaime I en la filatelia

Tal como apuntaba al inicio de este trabajo, desde la aparición del sello postal, muchas emisiones han querido conmemorar a personajes importantes de nuestra historia. En alguna medida, algunos han sido más agraciados y otros menos tal vez porque su vida y su obra no han sido consideradas importantes y por ello las emisiones que han sido dedicadas a estos no han sido tan abundantes como algunos filatelistas hubiésemos querido. Este podría ser el caso del Rey Jaime I que a pesar de haber sido un pilar básico en la defensa de Valencia, su conquista y lo que a partir de ese momento supuso para la cultura valenciana, algunas pocas emisiones postales y algunas viñetas patrióticas llevan la imagen de quién libero Valencia de la hegemonía musulmana. Tengamos siempre en cuenta, que los coleccionistas siempre pecamos pues de ver pocas emisiones, de aquellos temas que no son cercanos.

En 1963 Correos emite una serie dedicada al 75 Aniversario de la Coronación Canónica de Ntra. Sra. de la Merced, donde el sello de 80 cts. de peseta representa la imagen de Jaime I, tomado de un cuadro de Ariosto. En 1977  y con motivo del VII centenario de la muerte de Jaime I, se emite un sello de 4 ptas, con el busto escultórico de Jaime I que se conserva en el Museo Histórico de Valencia y donde además de aprecia su escudo de armas y al fondo parte del Monasterio del Puig. Ya en el año 1988 al cumplirse el 750 Aniversario de la reconquista del Reino de Valencia, Correos emite un sello de 20 ptas., donde se puede apreciar el Palacio de la Generalidad Valenciana y un sello rodado de Jaime I.


Dos sellos de recargo encontramos con la imagen de Jaume I, uno con la estatua que existe en Valencia, y el otro con la de su escudo. Se trata de una emisión Benéfica ó de Recargo, denominada PLAN SUR, es decir en una emisión realizada como forma de sufragar parte de los gastos ocasionados con motivo del “Plan Sur” tras la riada que sufrió la ciudad del Turia en la década de los años 50. Estos sellos con un valor de 25 cts. de peseta, eran de uso obligado en cualquier envió postal que saliese de la ciudad de Valencia ó de las localidades a las que el Plan Sur iba a afectar.

También, aunque muchos no los consideren como sellos postales y tengan definiciones como viñetas, estampillas, etc., encontramos que a finales del siglo XIX aparecen unos sellos sin valor postal que Nathan los clasifica en su obra como “sellos separatistas españoles” y vienen a ser viñetas propagandísticas sobre la defensa de algunas comunidades españolas de su autodeterminación. En su catálogo encontramos viñetas (no tienen poder de franqueo) de Cataluña, Aragón, País Vasco, Navarra, Baleares, Galicia y Valencia. Estos sellos se han podido ver circulados en sobres y tarjetas al lado de cualquier sello de la época, simplemente como elemento de propaganda ó difusión de una idea. Los que nos ocupan hoy aquí y que llevaron la imagen del Rey Jaime I a caballo, aparecen en 1899. Son 2 sellos uno con una tarifa (seguramente no postal sino benéfica), y el otro de mayor tamaño sin valor, en los que se puede apreciar además de la imagen de Jaime I a caballo, textos reivindicativos del nacionalismo valenciano ó de autonomía, con mensajes como “Regió Valenciana”, “unió patria”. Estos sellos impresos en Barcelona carecen de una calidad excelente más apropiada a la época, lo que da al coleccionista la posibilidad de encontrar numerosas variedades y errores con los que enriquecer su colección.
Con la puesta en escena de la posibilidad de solicitar "sellos personalizados" a Correos, con la misma validez postal que cualquier otro, surgen pues un número indetermindado de estos sellos dedicados al Rey Jaime I, y que completan este conjunto de emisiones postales que ya conocemos.
Con los sellos dedicados a la figura de nuestro Rey Jaime I, para poder realizar una colección bajo el tema de nuestro ilustre, encontraríamos otras emisiones relacionadas con su vida y aquí la imaginación del coleccionista puede extender el trabajo todo lo que uno quiere. Por poner un ejemplo, encontraríamos sellos dedicados a la Orden del Temple, al Monasterio de el Poblet, así como las poblaciones y monumentos relacionados con Jaime I, etc., con los que completaríamos poco a poco su vida.

En el capítulo de matasellos y rodillos conmemorativos, estos han sido más abundantes dado que su emisión es más sencilla de llevar a la práctica. Y aquí si que muchas ciudades y pueblos donde Jaime I constituye parte de su historia, lo han querido homenajear y recordar a través de estos elementos postales. Así encontramos matasellos y rodillos en ciudades como Vila-Real, Valencia, y tantas otras, que engrandecerán  cualquier colección dedicada Jaime I o a la historia del Reino de Valencia. De la misma forma, el buen investigador postal siempre estará al acecho de cualquier posible pieza que surja para enriquecer la colección
Esperemos pues que en futuras emisiones postales, bien en sellos, en Enteros Postales ó incluso en matasellos, sigamos encontrando a este personaje Valenciano, que a su vez tiene su importancia en la historia aragonesa y balear.

No hay comentarios:

Publicar un comentario