domingo, 21 de enero de 2018

BAJO MI LUPA....Cientos de Fotos de Fontilles a la venta. ¿Coleccionismo?




Bajo mi Lupa…


¿PARA COLECCIONAR….TODO ES VÁLIDO Ó EXISTEN LÍMITES MORALES?

Cientos de documentos y fotografías a la venta en un portal de ventas por internet

José Ivars Ivars

A veces, los que coleccionamos algo ó todo, no nos paramos a pensar, o ni nos planteamos si todo es coleccionable, ó donde puede estar el límite en el coleccionismo.

Nos agrada por lo general lo antiguo, lo que deja de ser usado y pasa a ser un recuerdo. Nos vale sean documentos, fotografías, postales, ó cualquier material con la que engrosar nuestras cajas y colecciones, bien por un tema que nos apasiona ó bien por una cuestión geográfica que nos llama la atención y de la que deseamos guardar todo, por aquello de que “mejor si lo tenemos nosotros que si va a la papelera”.

Nos consideramos aunque parezca exagerado, historiadores de lo cotidiano, arqueólogos de lo que nadie quiere ó da importancia, y como coleccionistas somos capaces de darles vida de nuevo y hacer que pequeñas cosas cotidianas vuelvan a cobrar vida e importancia.
Pero, ¿Todo es válido y todo es coleccionable?

Esta pregunta, ó más bien reflexión, viene a cuento de unos lotes que hemos visto a la venta en un portal de internet de ventas “on line”, en las que a pesar de ser documentos y fotografías antiguas, nos preguntamos cómo ha podido eso salir a la venta abiertamente y no estar a buen recaudo al tratarse de algo tan personal e intimo como puedan ser unas fichas médicas.


Se trata de una serie de archivos del Santuario para Leprosos que hay en la población alicantina de Fontilles, que sin mayor explicación están (ó estaban) a la venta en internet, donde a mi juicio se ha vulnerado toda confidencialidad medico/paciente, y que a pesar de tratarse de documentos del pasado, deberían estar archivados en lugares más idóneos que abiertos a miradas de todo el mundo.

¿Qué pueden pensar familiares de estos pacientes, si supieran que la intimidad médica de sus familiares, están a la vente y se puede hacer negocio con todo ello? Aunque no se trate de cantidades que puedan enriquecer a nadie, estoy por pensar que la intimidad de
un familiar mío, no tiene precio por barato que este sea.

Pero me surge una gran duda y con ello una gran preocupación. ¿Cómo ha podido salir de dicho lugar todo ese material sin que los responsables directos ó indirectos del mismo lo hayan revisado? ¿No hay organismos que velen por toda esa información que es privada?

Esperemos que esta reflexión abierta a todos, de sus frutos y que la información llegue a donde ha de llegar para que se eviten este tipo de negocios tan sensibles para familiares y pacientes. Y no olvides pues que el coleccionismo tiene sus límites, el límite de lo moral y ético.

No hay comentarios:

Publicar un comentario