sábado, 12 de diciembre de 2015

EL SELLO MÁS CARO DEL MUNDO SE EXPONDRÁ AL PÚBLICO EN NUEVA YORK



EL SELLO MÁS CARO DEL MUNDO SE EXPONDRÁ AL PÚBLICO EN NUEVA YORK

Por José Ivars Ivars
Presidente A. Filatélica de Calp.


Ejemplar del 1 centavo
Magenta de la Guayana Británica
La filatelia, como todo en el mundo, tiene esa parte excepcional, asombrosa a los ojos de propios y extraños, donde un simple trozo de papel alcanza la categoría de “rareza” ó de pieza de precios astronómicos, propios de muchas grandes obras de arte.

Y este es el caso de un sello excepcional donde los haya, de una rareza digna de museo, único en su especie como se diría en el argot faunístico, y que despierta la admiración allí donde se expone, que bien es cierto que no es en muchos lugares. Nos referimos al único ejemplar existente del famoso sello de “1 centavo de la Guayana Británica” ó también conocido en el mundo filatélico por “El Magenta de la Guayana”, en referencia a su color, y que fue noticia en el mes de Junio de 2014 al ser subastado y adquirido por Stuart Weitzman, por la friolera cantidad de 9,5 millones de dólares. Y el sello vuelve a ser noticia al conocerse que su propietario, y el Museo Postal Británico que lo tiene en depósito como préstamo por 3 años, lo van a sacar de su depósito habitual para exponerlo al público, entre los días 28 de mayo al 3 de junio, en el transcurso de la World Stamp Show 2016 (1) de Nueva York, lo que ha despertado toda una gran expectación en el mundo filatélico puesto que son pocas las ocasiones en las que este excepcional sello se puede contemplar (noticia extraída de la revista RF Nº 532, Diciembre 2015).

Minucioso manejo del ejemplar ante la subasta donde
 alcanzó la cifra record de 9,5 millones de dólares

La peculiar historia de este sello que le ha dado este valor económico, cultural e historia, nos dice que es el único ejemplar conocido ó existente de los que se emitieron en la Colonia Británica de la Guayana en 1856, con una forma octogonal, debido a los cortes que se le hicieron posteriormente de su uso, sin dentar y en el que se imprime la imagen de un barco velero navegando por América con el lema que tenía la colonia británica en la época: “Damus Petimus Que vicissim” (Dar y pedimos a cambio), y con un valor facial de 1 centavo. Forma parte de una serie de 4 sellos y este en cuestión estaba destinado para el envío de periódicos locales. Este sello y sus hermanos gemelos, fueron fruto de una serie de incertidumbres que vivió la isla con el retraso de los sellos que desde Gran Bretaña les iban a enviar, pero que el retraso del barco que los trasportaba, hizo al Jefe de Correos de la zona, Mr. Dalton, autorizar a unos impresores locales, de unos sellos que suplieran a los que no llegaban (2). Estos optaron por realizar el diseño que conocemos del barco velero y la inscripción descrita anteriormente, pero el Jefe de Correos no muy satisfecho por el resultado y en prevención de futuras falsificaciones, ordenó que todos aquellos que se usaran, debían de ser autografiados por los empleados de Correos. Este en cuestión lleva la rúbrica de E. D. Wigth (3).

Sello de Liechtenstein dedicado a
Philippe Von Ferrari
Solo se conoce un ejemplar, y fue localizado por en 1873 por el escolar de 12 años Vernon Vaughan que dio con el revistando unas cartas de su tío. El joven filatelista, que lo mantuvo en su colección un tiempo (4), al no encontrar el sello en sus catálogos, decidió venderlo a un comerciante que se interesó por el ejemplar, comenzando así un periplo donde el flamante ejemplar ha pasado de manos en manos, por las más prestigiosas colecciones del mundo, destacando entre ellas las de,  Philippe Von Ferrari, Arthur Hind y John E. du Pont, hasta caer ahora en manos del nuevo propietario Weitzman.


Así pues, si tienes previsto viajar a Nueva York en las fechas de la exposición, no dejes pasar la ocasión de contemplar el más excepcional de los sellos del mundo, que aunque para los filatelistas todos los llegan a ser, este en cuestión tiene en él el ser considerado el sello más caro del mundo (de momento).




  1. Tendrá lugar en el Centro de Convenciones JAVITS de Nueva York y hay prevista una asistencia de cerca de 15.000 filatelistas de todo el mundo.

  1. El director de correos local E.T.E. Dalton, encargó a la firma local de Joseph Baum y William Dallas, editores de la Gaceta Oficial de Georgetown la impresión de una emisión de emergencia.

  1. Se conocen las siguientes firmas: E.T.E.D. (Dalton), E.D.W. (Wight), W.H.L. (Lortimer) y C.A.W. (Watson).

  1. Estaba adherido a un fragmento y matasellado el 4 de Abril de 1856. Tenía las iniciales firmadas E.D.W. El joven lavó y despegó el sello y lo mantuvo en su colección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario