domingo, 6 de diciembre de 2015

“CUANDO EL TRENET CONTEMPLÓ IFAC” El Correo en Calp a través del Ferrocarril




“CUANDO EL TRENET CONTEMPLÓ IFAC”
El Correo en Calp a través del Ferrocarril
(Artículo publicado en el Boletín de EXFICALP 2015)
 
POR JOSÉ IVARS IVARS.
A. Filatélica de Calp. Blog IFAC FILATÉLICO.

Carta circulada con Ambulante Denia-Alicante 3 (Descendente).
La invención del ferrocarril a finales del Siglo XIX, supuso una gran revolución para el bienestar del ser humano, en todos los sentidos de la vida, tanto social como económicamente. Este hecho, propio de la conocida como “Revolución Industrial”, hizo acercar socialmente a ciudadanos que por las características geofísicas de la zona donde vivieran, tenían muy difícil viajar, ó simplemente disponer de una comunicación fluida y cómoda, donde las noticias del exterior a veces se centraban en las cartas ó el correo que llegaba, a veces muy de vez en cuando, otras veces cada semana, hasta conseguir evolucionar hacía un servicio postal diario como actualmente tenemos.
1º Trenet a su paso por Calp
Sin duda, una de las formas de comunicación que ha dispuesto el hombre en toda si historia y  tal vez la forma más importante, ha sido el Correo, y por tanto la forma de hacer llegar ese correo y su efectividad, ha determinado la evolución social de los seres humanos, y esta efectividad siempre ha estado relacionada con la evolución de los medios de transporte que se han tenido para desempeñar esta tarea. Ya desde el inicio de la historia, desde las antiguas culturas, la evolución del transporte (nuevas rutas, nuevas calzadas, etc.) ha ido siempre unido a una mejora en el servicio postal y la comunicación entre pueblos.
A pie inicialmente, a caballo después y posteriormente con la incorporación de los carruajes ó diligencias, el transporte del correo siempre ha tenido como única meta el llevar la correspondencia lo más rápidamente posible, para beneficio siempre de los ciudadanos, conscientes siempre de que este hecho hacía que la humanidad evolucionase.
La llegada del ferrocarril a España (1), ó mejor dicho con la implantación de este nuevo sistema de transporte que vino a sustituir a las diligencias, dio lugar a una serie de nuevas rutas para el correo, con una mayor
Carta fechada en Benissa dirigida a Alemania,
 y Ambulante Alicante-Denia en el Reverso

rapidez y efectividad.
Si centramos este trabajo literario en recordar como fue el correo calpino en los pasados siglos XIX y XX (2), nos encontramos que su ubicación geográfica junto a una muy mala y escasa red de comunicaciones, dejaron muy mal comunicada postalmente hablando tanto a Calpe como a muchas otras poblaciones de la Comarca. En el Siglo XIX, el Correo que salía de Calp, según su destino, se encaminaba hacía Alicante ó Valencia, ya que la vía marítima, que ya era una vía de transporte de la correspondencia, no era factible para esta zona de las Comarcas de de la Marina.

Los primeros datos postales ó noticias filatélicas que tenemos de Calp, arrancan pues a finales del Siglo XIX y principios del XX (3), y por entonces el correo usaba como única forma y más fiable, para el transporte de la correspondencia, la diligencia (ó cualquier otro sistema de carruaje establecido ó típico en cada zona). En la ruta establecida hacía Alicante, y de allí reconducida a cualquier parte de España ó del extranjero, el correo de Calp era llevado, según que época, hasta Villajoyosa que era centro postal, con oficina propia y marca de franqueo (época pre-filatélica), ó posteriormente hasta Altea, que fue el punto de llegada del ferrocarril en el primer tramo de la línea Alicante-Denia (4), En el caso opuesto lo tenemos con el correo en dirección Valencia, donde enlazaba con otras líneas, y en este caso, la oficina principal de Correos más cerca era la Denia, que actuaba de igual forma que la de La Vila.
Postal fechada en Calpe (1944) dirigida a Madrid, y matasellada
  a bordo del Trenet con el ambulante Alicante-Denia 2 (Decendente).


Hoy nos centraremos con más detalle, en conocer como fue el Correo en Calp desde la llegada del “Trenet”a la población del “Penyal”. La línea férrea Alicante-Denia, que este año celebramos su Centenario, y que uniría Calp con el resto de España vía ferrocarril, se realizó en 2 tramos, siendo el primero de ellos el inaugurado en el año 1914 y que unió Alicante con Altea (28 de octubre). Un año después (más bien 8 meses después), en 1915, se finalizaba el tramo hasta Denia y con ello se conseguía unir a la Comarca con las 2 capitales de provincia, Valencia  y Alicante (5). Desde ese mismo instante, se instaura el transporte de la correspondencia vía ferrocarril. Atrás quedan pues aquellos días de muy mala comunicación, de caminos sinuosos plagados de peligros y riesgos, de bandoleros apostados y escondidos sobre el desfiladero del “Mascarat” con el fin de realizar el típico asalto a la diligencia”.
Sello conmemorativo Centenario del Trenet.
Una vez inaugurada completamente la línea Alicante – Denia, la correspondencia, la poca que por aquellos años se cursaba desde Calp, se subía hasta la estación, encargado de la misma el cartero que estuviera ejecutando la función en la oficina de Calp ó “CARTERÍA”, y el propio tren disponía de un vago-correo con su servicio de “Ambulante” que iba recogiendo en cada parada, la correspondencia que se le llevaba en sus correspondientes sacas. En el caso de la línea Alicante – Denia, al igual que en los muchos que se establecieron en toda España, el vagón-correo disponía, además del funcionario correspondiente, de sus propios matasellos para ejercer como si de una oficina de correos se tratara, en este caso “móvil”, y que como la mayoría de los matasellos ambulantes usados ó generalmente, eran de forma OCTOGONAL (6), aunque también los hubo hexagonales y de otras formas. En nuestro caso concreto, el fechador ambulante que hemos encontrado en las piezas estudiadas, nos indica el texto “Alicante-Denia” y la anotación ASCENDENTE, si se cursaba en el trayecto hacía Denia, y DESCENDIENTE si la correspondencia iba con dirección Alicante, en algunos casos con las correspondientes abreviaciones “AMB ASC” y “AMB DESC”.
La función de estos “ambulantes” fue muy significativa durante las décadas que estuvieron en funcionamiento, dado que los funcionarios encargados de la correspondencia, tenían la obligación, entre otras cosas de, clasificar la correspondencia que se les iba entregando sobre la marcha para poder depositarla en los enlaces adecuados y determinados, según fuese el destino, inutilizar o matasellar la correspondencia con los ya mencionados matasellos ambulantes, e intercambiar la correspondencia en cada estación, la saliente y la a entregar, con los empleados de las oficinas locales.
Reverso carta. Fechador ambulante Alicante-Denia.
Hasta la fecha y más con motivo de la celebración de este singular e importante “Centenario”, no hemos visto que ningún trabajo literario ó de investigación histórica sobre esta línea férrea, haya tratado ó estudiado el papel que el ferrocarril tuvo para el transporte de la correspondencia, y la importancia que este tuvo para el desarrollo de toda un Comarca. En el caso que nos ocupa, el ambulante Alicante-Denia recorría 94 kilómetros, teniendo al inicio 2 expediciones diarias (posteriormente se realizaron hasta 4), que eran atendidas por un funcionario de Correos de Alicante. La correspondencia que se depositaba en el vago-correo, podía enlazar en Alicante con el ambulante Madrid-Alicante (7), ó con el Alicante-Murcia, y por Denia, con el Carcaixent-Denia, que a su vez enlazaba con el Madrid-Valencia.
Según los datos consultados en los pocos manuales que hemos podido encontrar sobre Historia Postal de la Comunidad Valenciana, especialmente en el tema de “Ambulantes”, el horario de llegada de la correspondencia a Calp, vía ferrocarril, era si procedía de Alicante ó Denia, sobre las 13 horas (entrega diaria), datos que merecen un estudio con más profundidad puesto que estos ambulantes fueron evolucionando a medida que pasaban los años.
Aquel “tren” que vio IFAC por primera vez el 11 de julio de 1915, supuso un gran avance para la gente de Calp de la época, sobre todo en aquellos años en los que no todos tenían posibilidades de viajar, además de la incomodidad de los anteriores viajes en carruajes que por la orografía hacían una odisea realizarlos. Y fue esta misma orografía la que retraso tanto el proyecto inicial que estaba fechado en 1882, con muchas variantes e itinerarios alternativos y una España con una cierta dificultad para la realización de proyectos para su progreso.
Este “Trenet” que unió personas y facilitó el correo, hizo de esta comarca un espacio más unido, desarrollo la economía facilitando el transporte de mercancías, y nos dio a los filatelistas una cantidad de piezas que hoy enriquecen las mejores colecciones.




  1. La línea La Habana-Güines esta considerada la primera línea de ferrocarril de España y se inauguró en el año 1837. Posteriormente se inauguró la primera línea férrea en la península uniendo las ciudades de Barcelona y Mataró, en el año 1848.

  1. Aunque las primeras noticias del correo aparecen en el siglo XIX, Calp ha contado con llegada y salida del correo desde tiempo inmemorial. http://historiadecalp.net/postas.htm.


  1. Pastor Pastor, Pedro. “Apuntes sobre Carteros y Carterías”. http://historiadecalp.net/carteros.htm.

  1. El ferrocarril llegó a Altea el 28 de octubre de 1914, en la inauguración de la línea Alicante-Altea.

  1. Calpe se unía a Valencia a través de Denia al existir el ferrocarril Carcaixent-Denia, que a su vez enlazaba con Valencia.

  1. Para más información sobre Ambulantes, aconsejamos la lectura de: http://www.filaposta.com/glosario/tiki-index.php?page=Ambulante

  1. El ferrocarril llegó a Alicante en 1858, uniendo Madrid con la costa por primera vez en la historia.







No hay comentarios:

Publicar un comentario