jueves, 11 de diciembre de 2014

LA TARJETA DEL CORREO DE BENISSA


LOS 4 RETABLOS DE LA PATRONA DE BENISSA

Aproximación temática al estudio de la Tarjeta del Correo
 
Por José Ivars Ivars

La Purissima Xiqueta. Patrona de Benissa.
Si de algo se alegra el filatelista que se precie de iniciar una colección temática, es sin duda, el conseguir esas piezas que en su conjunto, aporten la información temática necesaria, sea cual sea el titulo de la colección, para desarrollar tanto el tema como la colección. La búsqueda de material adecuado, es siempre el gran reto al que se enfrenta el coleccionista temático, y la mayoría de las veces, la búsqueda de esa información pasa desapercibida.

En muchas ocasiones, nos encontramos frente a piezas que ofrecen una gran variedad de contenido temático, pero el desconocimiento del mismo, nos hace obviar ó no percibir la información que siempre nos resultará interesante al llevar a cabo el montaje de la colección.

Material temático para una colección filatélica hay mucho, variado y en abundancia; es evidente que hay que dar con él, y cuando se consigue, cuando se tiene en las manos, es imprescindible profundizar en su estudio, no solo postal, sino también temático. De entre todas las piezas que una colección temática debe contener, los Enteros Postales (en cualquiera de sus versiones), son tal vez, los que mayor contenido temático nos ofrecen, entre otras razones porque a través de sus dimensiones, los artífices de estos elementos postales (diseñadores, grabadores, etc.), han podido plasmar mayor contenido, mayor número de motivos, imágenes ú otros elementos dignos de un buen estudio.

Iglesia Catedral de Benissa. T. Máxima
Raro es el país del mundo que en su larga trayectoria postal, no haya tenido a bien emitir algún Entero Postal en cualquiera de sus diferentes formatos, y de ellos nos congratulamos los coleccionistas. España es un buen ejemplo de ello, cuando en el año 1873 empezaron a circular los primeros (aunque tal vez no supo utilizar esa superficie que ofrece el formato del entero postal), y desde entonces muchos motivos ó temas han ido incluyéndose en los “Enteros”, especialmente en los de iniciativa privada que es donde el temático tal vez encuentre su “filón de oro”.

Tarjeta del Correo de Benissa. Año 2004. Anverso
En los últimos años, el correo español, revitalizando de alguna manera esa costumbre de uso de los enteros postales, crea las llamadas ó conocidas TARJETAS DEL CORREO (TC), entero postal al fin y al cabo, puesto que reúne las mismas condiciones que sus predecesores. La primera de ellas se emiten en el año 1995, concretamente con fecha 30 de junio, por resolución de la Secretaría General de Comunicaciones y Subsecretaría de Economía y Hacienda de fecha 27 de junio,  publicada en el B.O.E. 158 del 4 de julio de 1995. Estas nuevo formato de Tarjeta pre-franqueada tuvieron como antecesoras, la serie que desde el año 1973 se han ido emitiendo, bajo el tema “Turismo”, pero a diferencia de estas, las nuevas TC, se caracterizan por llevar el facial en letras, concretamente la letra “A” para el envío nacional y la letra “B” para envíos internacionales.

La TC de la “Puríssima Xiqueta” de Benissa

Reverso de la TC de Benissa.
La que hoy nos ocupa y que merece estas letras y estudio, es la TC que con motivo del 50 Aniversario de la Coronación de la Puríssima Xiqueta, Patrona de Benissa (Alicante), emitió Correos en el año 2004, con una tirada de 5000 ejemplares distribuidos desde Benissa y otros 3000 ejemplares que se quedó el Servicio Filatélico de Correos para hacer frente a las solicitudes de sus abonados. La TC fue presentada en Benissa el día 20 de abril, coincidiendo con el inicio de las fiestas patronales de ese año, en un acto que se celebró en el Archivo Histórico Municipal de Benissa, y que contó con la presencia de D. Antonio Benet Montagud (ex vicepresidente de FESOFI), D. Juan Bta. Roselló, Alcalde de Benissa y D. Marcos A. Torres Planells, Presidente de la Agrupación Filatélica de Benissa.

D. Antonio Benet y D. Juan Bta. Roselló.
El diseño de la TC, la realizó D. Pedro José Sanz, Benissero colaborador en numerables ocasiones con el diseño del material filatélico que la Agrupación Filatélica de Benissa ha llevado a cabo, cuyo trabajo se baso fundamentalmente en plasmar los 4 “Relicarios” que ha tenido a lo largo de la historia, la imagen de la Inmaculada Concepción ó “Puríssima Xiqueta” como todo el pueblo de Benissa la conoce. El reverso, ofrece además de los elementos típicos en este tipo de tarjeta pre-franqueada, una ligera explicación de cada uno de estos relicarios.

Breve historia del “Retablillo” de Benissa

Representación del Retablillo.
Esta imagen llega a Benissa en el año 1642, de la mano de unos peregrinos que, según cuenta la leyenda, la donan a la familia de D. Juan Vives (vecino de Benissa) como agradecimiento a su hospitalidad. No se trataba de una imagen de talla, sino más bien un “retablo” pequeño, sobre tela, que los Vives guardaron sigilosamente y que “misteriosamente”, el retablillo iba ofreciendo detalles y apariciones inusuales fuera del arcón donde se depositaba. Esto empezó a inquietar notablemente a la familia Vives, y junto a ciertos milagros que se le atribuyen, los vecinos de Benissa, decidieron darle el título de “Patrona de Benissa”, echo acontecido en el año 1684, cuando a la vez, se coloco en su primer relicario, de estilo barroco, confeccionado por el platero valenciano D. José Seguer. Este hecho marcó la historia de las fiestas de Benissa que ya contaban desde entonces con su Patrona a la que ofrecían grandes fiestas y suntuosas procesiones.
Primitivo Relicario. Obra de J. Seguer.
En el año 1929, se estrena la actual iglesia de Benissa que por su majestuosidad se conoce como la “Catedral de la Marina”, y con ella, se ubica a la imagen de la Patrona en su nuevo escenario. El estallido de la Guerra Civil en España y los años de su duración, hicieron ver el amor que Benissa sentía por su Patrona, que ante el temor de que pudiese ser dañada, unos vecinos de Benissa,  llegaron a tiempo a poner en salvaguarda la imagen, escondiendo el retablillo entre los muros de las paredes de la casa de uno de ellos. Benissa durante la contienda bélica no pudo sacar a su querida imagen en las fiestas (estas casi ni se celebraron entre los años 1936 a 1939), y finalizada la misma, habiéndose destruido ó robado el relicario en la que se tenia, se construyó un nuevo relicario, esta vez de madera (eran años difíciles económicamente), que provisionalmente sirvió para la causa hasta que en el año 1941 se construye el que actualmente tiene, obra del orfebre valenciano D. José Orrioco Vidal que enriqueció la obra con la aportación de joyas de  oro y otros elementos del más rico gótico.

Estudio temático de la TC de Benissa

Segundo Relicario.
Relicario de Madera. Año 1936
Si nos adentramos al estudio temático de esta singular Tarjeta del Correo, observamos que ella sola, puede aportar numerosa información a numerosos temas que el coleccionista ha de saber asociar. Es evidente y por todos es sabido, que en temática la aportación de cualquier Entero Postal, hace útil tanto el anverso como el reverso del mismo, por lo que hay que conocer al detalle cualquier elemento de ambas partes.
Como hemos comentado, el anverso de la TC de Benissa, nos ofrece una visión de los 4 Relicarios, cada uno de ellos realizados en un momento concreto y sujeto a circunstancias propias de cada época.
Actual Relicario de la P. Xiqueta.
Temáticamente, el retablo en sí, nos ofrece la imagen de la “Inmaculada Concepción”, de cuyo autor mucho se ha escrito y discutido, sin llegar a conocer exactamente a quien se debe la obra. Se ha barajado por su similitud, si la obra puede deberse a Juan de Juanes, aunque expertos lo descartan. Pero igualmente, el retablo aporta muchos más datos temáticos como pueden ser las iconografías que acompañan a la imagen, entre ellas, numerosas inscripciones en latín, un bola del mundo, elementos vegetativos como un Cedro del Libano, una Palmera, rosas, etc.
Ya en el reverso, ó la parte en la que Correos imprime su parte técnica, en esta ocasión encontramos la descripción resumida de cada uno de los relicarios así como el escudo de la villa de Benissa (perfecto para una temática de escudos ó heráldicas), y el emblema de la Agrupación Filatélica de Benissa.

Variaciones de Impresión en la TC de Benissa

Etiqueta precinto del paquete de TC de Benissa.
Sin duda alguna, la parte que al coleccionista más le alegra, es el encontrar variedades tanto de color, impresión, etc., de cualquiera de las piezas que vayan a formar parte de la colección. Es aquí donde el estudio del material se demuestra y le da valor a la colección. No he podido constatar que alguna de las predecesoras de esta TC de Benissa, hayan sido objeto de estudio, encontrándose variedades sustanciales, pero si he podido constatar que la de Benissa tiene una variedad digna de resaltar.
El caso concreto de Benissa, el estudio minucioso de los ejemplares que llegaron a Benissa, dio como resultado el encontrar una variedad  en el tipo de letra del número que aparece en los ejemplares (todas las TC llevan impreso un número de control). Este número de control va precedido de una letra (la misma que nos indica el facial del ejemplar, es decir, la A para envío nacional y la B para envío internacionales).
Detalle de la variedad en la numeración de la TC de Benissa.
En el caso de Benissa se han encontrado 2 tipos de letras en el número de control. En una de ellas, la A es tal cual nos la encontramos en todas las demás TC, y existe otra variedad donde vemos la “A”, cuya forma es más triangular la unión entre los dos líneas que se unen en la parte de arriba de la letra.
No se han podido constatar más variedades, aunque no se descarta que si le emisión se realizó en la fábrica en varias tandas, posiblemente existan más variaciones, la cual cosa sin duda nos alegrará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario