12 junio 2021

SELLOS COMO AGUA DE JUNIO PARA LA FILATELIA VALENCIANA

 

Apuntes Filatélicos (Publicado en el Semanario Canfali Marina Alta 12.06.2021)

SELLOS VALENCIANOS PARA JUNIO

Por José Ivars Ivars / Divulgador e Investigador Filatélico

 

El mes de junio, los filatelistas valencianos lo esperaban como esperan el agua de mayo los agricultores, esa agua que venida del cielo cae para dar abundancia a los campos.

Y abundantes son las emisiones de sellos que Correos pone en circulación este mes de junio con motivos valencianos. Un total de 3 sellos concentrados todos en este mes para enriquecer la filatelia valenciana. No siendo muy habitual que Correos tenga en cuenta las muchas solicitudes que se cursan para que las 3 provincias valencianas sean motivo de algún que otro sello cada año, la excepción de este año de poder contar con estas 3 emisiones, hace que los filatelistas se congratulen de ello.

El primero de estos sellos está anunciado para el día 12 de junio, y ya nace con cierta polémica. El sello conmemora el Centenario del nacimiento del cineasta valenciano Luis García-Berlanga Martí y su puesta en circulación ha creado cierta incertidumbre si entendemos que Correos lo puso la fecha de un sábado cuando los sábados las Oficinas de Correos por norma suelen estar cerradas.

Este cineasta nacido en Valencia en 1921, fue el director de películas de la talla de “Bienvenido Mr. Marshall”, “La Escopeta Nacional”, “La Vaquilla”, ó “Moros y Cristianos”, entre un largo listado de obras maestras de la filmoteca nacional. En el año 2008, con su salud ya muy débil, depositó en una caja del Instituto Cervantes un sobre que según dicen contiene un secreto, que el propio Berlanga pidió que solo se abriera el 12 de junio de 2021, cuando se cumpliera el centenario de su nacimiento. Un centenario que además de sorpresa, cuenta ya con su sello correspondiente.

El sello llevará la tarifa de 0,70 € que se podrá usar en las cartas y tarjetas enviadas dentro del territorio español, y está realizado por el procedimiento del offset, con una tirada de 160 ejemplares.

Unos días más tarde, la protagonista de otro sello valenciano será la ciudad de Ontinyent, que este año celebra el 75 Aniversario de sus “Gigantes”, festividad muy arraigada en la ciudad y que datan de 1855, aunque lo que Correos conmemora este año con este sello que verá la luz el próximo día 16 de junio, es la nueva etapa de esta festividad que son parte importante dentro de la celebración del Corpus Christi y la Puríssima en Ontinyent.

Al llevar igualmente la tarifa para carta y tarjeta postal normalizada, de 0,70 €, desde Ontinyent se podrá hacer llegar a todo el mundo una parte de sus tradiciones más arraigadas, y este sello nos viene a recordar que son muchas las festividades que se celebran en poblaciones de la Comarca, que bien podrían ser motivo de un sello postal. Lógicamente si no se hacen las oportunas gestiones, Correos no va a tener en cuenta que La Marina es una zona de fiesta y tradiciones.

Al Dr. Balmis, el correo español estaba en deuda con él. Este ilustre alicantino nacido 1753 fue un médico cirujano que la historia le recordará por encabezar la Real Expedición Filantrópica de la Viruela, que el Rey Carlos IV mandó organizar, y con ello tratar de erradicar del mundo esta enfermedad que estaba esquilmando la gente de principios del Siglo XIX. Esta expedición tuvo lugar en el año 1803, aunque tal vez hoy en día lo de Balmis a la gente le suene más por ser ese nombre el utilizado por el gobierno para nombrar la operación llevada a cabo por los cuerpos de seguridad del estado junto al ejército para la prevención del Covid-19. Y esta combinación es la que ha usado Correos para lanzar el próximo día 24 de junio un sello que estará dedicado a ambos motivos, al Dr. Balmis y a la Operación que lleva su nombre, y Correos lo hace como reconocimiento a la labor de estos profesionales en bien de la humanidad.


A diferencia de los dos anteriores, a este sello que llevará la imagen del médico alicantino por todo el mundo, Correos ha querido darle un formato diferente y se podrá adquirir como Hoja Bloque, argot filatélico que describe un sello que se ubica dentro de una pequeña hoja impresa donde además de la imagen del sello, se tiene en en cuenta lo plasmado en el resto de la hoja. Lo que no ha gustado en absoluto al colectivo de filatelistas ha sido el valor fácil que llevará este sello: 4,15 €. Puede que sea un valor justificado para Correos dentro de su normativa vigente, pero para el coleccionista y más el coleccionista alicantino, este elevado precio para un sello tan esperado y deseado, que fue solicitado durante años por las sociedades filatélicas de Alicante y Calp, entre otras, no hará más que dificultar que tenga mayor repercusión de la que pudiera haber tenido con un valor más pequeño.

El sello, que podrá ser adquirido en vísperas de la festividad alicantina de San Joan, muestra en la parte del sello, tanto el recorrido de la Expedición Filantrópica como una imagen microscópica del virus. En la parte restante de la hoja bloque, se puede ver una silueta del barco que llevó a cabo la expedición, la efigie del ilustre alicantino, y varios miembros del ejército dentro de la “Operación Balmis”.

A junio, que ya va a ser prolífero en sellos de temática valenciana, hay que añadirle que estos sellos van a contar todos ellos con su correspondiente matasellos de primer día. Tanto el de Berlanga como el de Ontinyent con fechador de las respectivas ciudades, pero al del Dr. Balmis, Correos no tuvo a bien concederle que su ciudad, Alicante tuviese el matasellos de Primer Día que entre los coleccionistas tanto se coleccionan.

Como agua de junio llegan estos sellos, que esperemos no sean los únicos, y que en un futuro no muy lejano, las autoridades locales en la Marina Alta, vean con buen pie que a través de Correos una imagen llega a todo un mundo de coleccionistas.

10 junio 2021

DIFERENCIAS EN LOS MATASELLOS TURÍSTICOS DE ALICANTE.

 

CAMBIOS EN LOS MATASELLOS TURÍSTICOS DE ALICANTE

 

Por José Ivars Ivars /Divulgador e Investigador Filatélico

 

Un buen grupo de amigos filatelistas andan últimamente muy alterados por el hecho de que a Correos se le haya ocurrido la brillante idea de modificar la totalidad de los matasellos mal llamados “Turísticos”, pero que en el argot filatélico difícil será ahora, a estas alturas, cambiarles el nombre. Lo de “mal llamados” es una apreciación mía particular, porque todos sabemos que cuando empezaron en el año 2014, lo hicieron con unos matasellos que iban a usarse a bordo de ciertos buques, y no precisamente para hacer turismo. A mí me gusta más llamarlo “Matasellos ordinarios ilustrados” por aquello de que llevan una imagen y que no son conmemorativos, sino de uso permanente.

Actualmente los hay a cientos en gran parte de las oficinas de Correos de toda España, y temáticamente dan mucho juego por ser una fuente de aportación a temáticas muy variadas. Son actuales con lo que la pieza que se obtiene de él, no tendrá un valor filatélico elevado, pero seguramente en muchas temáticas harán su papel.

Diferencias entre el matasellos de "Hogueras" de
Alicante y el modificado

Ahora además, el filatelista que se precie de estudiarlos, coleccionarlos o simplemente seguirlo, tiene la posibilidad de ver que Correos los está cambiando, y aunque en principio simplemente iba a cambiar la inscripción CORREOS + Cornamusa, que tienen los antiguos (lo de antiguos es un decir) y colocar solamente la Cornamusa actual de Correos sin más, hemos podido observar que algunos llevan otros pequeños detalles que al ojo del filatelista temático han de tenerse en cuenta. Bueno al ojo del filatelista ó bajo la lupa, que algunos ya no vemos si no es con gafas.

No he cotejado todos los que hay en uso, pero si un buen amigo hizo lo propio con 3 de los que están en uso en la ciudad de Alicante, y ¡Voilà! Dio con unas pequeñas diferencias que paso a comentar para que sirvan a quienes temáticamente los puedan usar en sus colecciones, llegado el momento.

A simple vista no se aprecia mucha diferencia entre 
uno y otro salvo la Cornamusa

De los 5 en uso que hay actualmente en la Oficina Principal de Correos de Alicante, sita en la Plaza Gabriel Miró, el dedicado a la Concatedral de San Nicolás de Bari y el de la Isla de Tabarca, ambos de reciente uso pues se presentaron y empezaron a usarse en el año 2020 (1), no se han modificado puesto que cuando empezaron a usarse ya lo hicieron con ese cambio de Cornamusa que llevarán a partir de ahora el resto.

Comparativa de los
2 matasellos dedicados
al Castillo de Santa 
Barbara donde
se aprecia la
diferencia en la
colocación de
las letras

Pero los otros 3, los primeros que se pusieron en circulación, si han sido modificados, y bueno será que conozcamos las diferencias. Si empezamos por el primero que se solicitó y autorizó, el de las Hogueras (Fogueres) de San Juan de Alicante cuya fecha inicial es la del 25 de junio de 2015. Este en la modificación actual, se aprecia claramente que Correos ha cambiado el formato de letras usado en el texto “Oficina Postal de Alicante”, un poco más grande y que como se ve se sale de la base del fechador, al contrario que el primero.

El siguiente “Matasellos Turístico” está dedicado al Castillo de Santa Barbara y se puso en circulación en fecha del 22 de julio de 2015, y en este a simple vista no se aprecia cambio en el tamaño de las letras, pero si en el hecho de que no están igualmente situadas con respecto al dibujo como se puede apreciar en la imagen comparativa de ambos dibujos.  Un detalle que a los filatelistas de esta modalidad temática seguro les viene bien destacar en las colecciones.

Por último, el matasellos dedicado al “Ayuntamiento de Alicante”, (2) se puede apreciar la modificación del tipo de letra como ya pasaría en el anterior, respetando en su totalidad el dibujo de la fachada del edificio.

Clara apreciación de un cambio en la letra
usada para el nuevo matasellos del
Ayuntamiento de Alicante

Para ponerle más detalles a estos nuevos matasellos, o simplemente matasellos modificados, decir que la fecha de uso no queda clara al no haber un seguimiento oficial por parte de Correos, y donde solamente con la pericia de algunos filatelistas, se van a poder cotejar esos fechadores en busca de la más antigua. Pero en el caso de los 3 modificados de Alicante, vamos a poner de momento la fecha del 7 de junio de 2021.

La marcofilia es para el temático una fuente inagotable de inspiración y material, y su estudio es lo que hace marcar la diferencia, por actual que este material sea. Así que a revisar todos los Matasellos Ordinarios Ilustrados que se han modificado que seguro encontramos diferencias.


Agradecimiento a Francisco Morro por facilitar parte de la información y algunas de las imágenes.

 

Notas:

1.       Según los datos que ofrece el Catálogo de Matasellos de FESOFI, el de la Isla de Tabarca empezó a usarse el 23 de julio de 2020, y el de la Concatedral el 20 de octubre de 2020. Esos mismos datos aparecen en otros catálogos de este tipo de matasellos (http://archivos.afinet.org/catalogos/mat_turisticos.pdf).

2.      Su uso empezó en la fecha del 7 de diciembre de 2016.

 

COMPARTIR VIAJE EN EL SIGLO XIX A TRAVÉS DEL CORREO.

 

LA POSTA: EL BLABLACAR DE LA ÉPOCA


Por José Ivars Ivars /Divulgador e Investigador Filatélico

 

¿Quién no ha oído hablar hoy en día de la red social “BlaBlaCar”, que une a conductores y pasajeros en una especie de colaboración para compartir vehículo en un desplazamiento o viaje? Algo que ha cambiado la forma de desplazarnos sin duda alguna, y en la que la forma de contactar entre ambas partes, suelen ser las redes sociales. Pero esto que en pleno Siglo XXI es algo habitual y establecido, no es para novedoso. Ya en el Siglo XIX existía un tipo de “BlaBlaCar”, pero muy diferente: La Posta.

Diligencia para la correspondencia a mediados del Siglo XIX: Un “BlaBlaCar” de época


Viajar en la Posta durante el Siglo XIX, fue una de las más cómodas y rápidas formas de transporte con que contaron los ciudadanos españoles de aquella época, en la que pasajeros y cartas compartían trayecto por aquellos polvorientos caminos que componían los Itinerarios de Postas.

Era habitual que el mismo carruaje que transportaría la correspondencia, llevase a su vez pasajeros de una ciudad a otra, y la prensa de la época nos describe un caso de ese “BlaBlaCar” de principios del Siglo XIX. Concretamente el Diario Mercantil de Cádiz de fecha 22 de abril de 1819 lleva inserto un breve anuncio en la que se puede leer “…Un sugeto que necesita pasar a Madrid en silla de posta desea encontrar un compañero a partir gastos…”. Si los usuarios actuales de este sistema de movilidad, se comunican a través de grupos de redes sociales, en la época se sirvieron de la prensa para dar a conocer sus intenciones de “compartir” viaje, y evidentemente gastos para hacer más económico un trayecto entre Cádiz y Madrid, como es el caso, que no debió resultar nada económico. Las posibles personas interesadas, debían dar respuesta directamente en la vivienda del anunciante que en este caso era la de la Calle del Ángel Nº 194, primer piso.

Anuncio publicado en el periódico Diario Mercantil de Cádiz de fecha 22 de abril de 1819 donde se ofrece compartir “Viaje en La Posta”, entre Cádiz y Madrid


Y no se trata de un anuncio puntual puesto que cotejando este mismo periódico gaditano, encontramos numerosos de estos anuncios, redactados casi todos de una misma forma, breve y concisa, donde en todos se busca ese compañero de viaje que hiciese el trayecto más ameno y llevadero.

Hoy quién opta por viajar en “BlaBlaCar”, casi busca vehículo para hacerlo de inmediato. A principios del Siglo XIX, aquellos anunciantes programaban sus viajes con mucha antelación, tanta que incluso el anuncio no llevaba fecha de partida, sino que seguramente lo haría al encontrar acompañante. Otros casos sí que le ponen fecha al desplazamiento, e incluso con un margen de varios días para así poder facilitar que haya más gente interesada en la propuesta.


Relación de la distancia existente a finales del Siglo XVIII y principios del XIX entre Madrid y Cádiz. (Fuente: Carmen Rodríguez González. “Los Viajes a la Ligera”)


A principios del Siglo XIX, viajar no debió ser algo habitual, y mucho menos entre Cádiz y Madrid. La mayoría serían desplazamientos cortos que hacían a pie. Quién tenía posibles usaría el caballo, y para grandes trayectos se recurría a los carruajes, siendo el “calesín” el modelo más habitual para desplazamientos más bien cortos, aunque con toda seguridad la Diligencia, por su mayor capacidad de usuarios, sería el coche elegido en el trayecto Cádiz-Madrid. Y por norma establecida, estos vehículos de tracción animal que servían para el transporte de la correspondencia, y a su vez de pasajeros, realizaban el trayecto a la razón de “30 leguas diarias” (unos 170 km.). En 1803 entre Cádiz y Madrid había alrededor de 111 leguas, con 43 paradas de posta, recorrido que de cumplirse lo establecido se realizaba en 3 días y medio aproximadamente.

El uso de este tipo de transporte postal, estaba sujeto por parte de los usuarios a una serie de requisitos legales y formalidades que no hacía nada fácil el “Viajar en la Posta”. El viajero debía obtener previamente el correspondiente permiso o pasaporte en el que constasen detalles del mismo como nombre y domicilio, y lo mismo en caso de que algún criado viajase con ellos. Una vez aportada dicha información, se les entregaba a los viajeros su correspondiente “guía” ó “parte”.

Detalle del anuncio publicado en el Diario Mercantil de Cádiz (03.01.1818) para un viaje en “Silla de Posta”, detallando los días en los que sería posible viajar


Viajar siempre ha sido una necesidad del ser humano, en la época que fuese. Y el abaratar los costes de esta necesidad humana es algo que como vemos no solo se lleva a cabo actualmente. También con La Posta se compartía el vehículo.

08 junio 2021

EL Svv "CALPE" VUELVE A SER NOTICIA....PERO NO PARA BIEN.

 

Una carta…Un Comentario

EL Svv “CALPE” Y LA FANTASIA DE LA GENTE


Por José Ivars Ivars / Divulgador e Investigador Filatélico

 

La de hoy no es una carta que comentar, sino más bien una serie de “fantasías” que cierta gente hace en beneficio propio y en perjuicio de la filatelia en general. Y lo que más nos duele es que para ello se haya usado nuestro “CALPE”, o como en el argot filatélico se le conoce al Sello de Valor Variable (Svv) que el Ayuntamiento de Calp gestionó su puesta en circulación con Correos allá por el año 1999.

No nos vamos a cansar de denunciar cualquier tipo de tropelía que se haga con este sello, al que tenemos muy en estima. Y mucho menos si estas cosas al final acaban en un portal de ventas por internet, donde seguramente algún coleccionista inexperto o desconociendo cierta información, cae en la trampa del tramposo. Porque los que hacen estas cosas son gente a la que no se le puede poner nombre, simplemente creen hacer un bien a la filatelia, algo que es todo lo contrario.

Anverso y reverso de un Svv "CALPE" (1999) con el perforado usado
en la EXFILNA 89 celebrada en Toledo
Fraude filatélico de venta en Ebay

Uno no sale de su asombro cuando visitando por casualidad el portal de venta “on-line” EBAY, observa que hay una serie de Svv “CALPE” a la venta, pero que llevan algo que hace despertar tanto la curiosidad como la incredulidad. Los 3 están perforados, con alguno de aquellos perforados modernos que en la década de los años 80 y 90 del siglo pasado, estuvieron de moda y que en alguna que otra exposición filatélica o evento filatélico de renombre se usaban.

De entrada cabe decir, por enésima vez, que el Svv. “CALPE” fue una emisión solicitada por el Ayuntamiento de Calp a Correos, de la que se pusieron en circulación 100.000 ejemplares, que pagó íntegramente el consistorio calpino, y que únicamente se usaron en las máquinas expendedoras que habían en la Oficina de Calp, durante los años que este tipo de franqueo estuvo en vigor. Por lo tanto, se trata de una emisión local. Otra cosa es que como sello, una vez adquirido, comprado o cambiado y sin que con anterioridad haya servido para franquear la correspondencia, uno lo pueda usar en una carta y hacerlo circular allá donde considere, siempre dentro del periodo de validez  de este tipo de sellos (1). Las malas lenguas (ó tal vez las buenas) llegan a afirmar que una (o varias) de las bobinas de estos sellos, viajaron hasta Madrid fruto de un mal gesto de un funcionario que estuvo destinado en Correos-Calpe y después lo trasladaron hasta la capital. De ahí que surjan tantas cosas raras en torno a este sello.

Dicho lo cual, la siguiente pregunta debería ser ¿Quién es capaz de perforar un “CALPE” con tanta mala información que usa para ello “Perforados” que cuando nuestro Svv se puso en circulación el 4 de marzo de 1999, según datos del B.O.C. , habían pasado casi 10 años del uso de estos pequeños agujeros en los sellos? Pues solo hay una respuesta: Es capaz de hacerlo quien tuvo la máquina en su casa y se entretiene con estas cosas. La afirmación es rotunda, pero no le encuentro otra explicación. Pero de no ser la respuesta acertada, ¿Qué sentido filatélico tiene hacer un montaje de estos? Se podría entender que si el sello se emite con anterioridad a la autorización para perforar con según qué imagen, se puedan usar sellos de cualquier tipo (aunque no siempre fue así por normativa) para colocarles el taladro conmemorativo. Pero volver a taladrar sellos diez años después de su autorización, solo tiene una explicación, y ya la he dado.

Otro fraude filatélico sobre un "CALPE"
Perforado usado en la EXFILNA 91 de Madrid
8 años después se usa sobre este sello

Veamos un poco los taladros usados. El primero de ellos se usó en 1989, con motivo de la EXFILNA de ese año que se celebró en la ciudad de Toledo, entre los días 20 al 28 de mayo, y la autorización para el uso de este perforado “EXFILNA 89”, se publicó en el B.O.C.  17 de fecha 17 de marzo de 1989 (2), la cual indica claramente que este perforado se usará con los sellos que Correos pone en circulación dedicados a la EXFILNA 89. ¡Únicamente sobre esa emisión y en las fechas establecidas!

Del siguiente, más de lo mismo. La Comisión organizadora de la EXFILNA 91 de Madrid, solicitó a Correos autorización para el uso de un “Perforado” con la imagen de la Puerta de Alcalá, autorización que fue aceptada y publicada en el B.O.C. 97 de fecha 10 de diciembre de 1991. Y al igual que la anterior, esta perforación solo “debía” usarse sobre sellos de la emisión conmemorativa EXFILNA 91, y no en 1999 (ó más).

El uso de estas perforaciones conmemorativas únicamente estaban
autorizadas durante el evento para el que fueron creadas

No sé si es casualidad o mi forma de pensar mal, pero casualmente esta dos exposiciones nacionales, la de Toledo y la de Madrid, fueron organizadas por la misma entidad filatélica: la Sociedad Filatélica Europea de Madrid. ¡Y ya sabemos cómo se las gastaban!

Y tenemos un tercer perforado con la silueta de una máquina de tren, que corresponde al solicitado por el Presidente de la Corporación Filatélica Nacional, Sr. Aracil, y que fue publicado en el B.O.C. Nº 90 de octubre de 1994. La autorización para este perforado dice textualmente “…para perforar sellos de correos con motivo del XVI Certamen Filatélico (…) y para el correo depositado en la oficina temporal instalada durante los días del 7 al 12 de octubre de 1994…”. Desgraciadamente para quienes organizaron la exposición, la autorización no menciona para nada que se podría usar 5 años después con un Svv al que llamarían “CALPE”.

Todos estos taladros, como vemos, se usaron varios años antes de que Calp entrase en el mundo filatélico de la mano de su Svv, y la deducción que hago es la  misma que antes: Esos taladros debieron ser destruidos una vez finalizados los actos para los que fueron autorizados, pero alguien se quedó con ellos y ha seguido usándolo indiscriminadamente. ¡Y eso no es FILATELIA!

Solo espero que estas palabras sirvan para que quienes sean asiduos a este tipo de compras “On-line”, investiguen antes de comprar. Evitaran siempre que les engañen como chinos.

Y cuando vuelva a surgir un nuevo CALPE “Fraudulento” ahí estaremos nosotros para dejar bien claras las cosas, para que si en un futuro siguen habiendo “Expertos Filatélicos”, y les toque peritar alguna de estas piezas, que tengan claro que son simplemente FANTASIAS de alguien con una mente absurda.


Notas:

1.       https://ifacfilatelico.blogspot.com/2021/05/las-logicas-dudas-del-filatelista-ante.html

2.       La información que se publica sobre estos perforados, ha sido cotejada en la web de Javier Blanco (Javivi) que tiene en el portal AFINET: http://seriesbasicas.afinet.org/perforados/perforados.htm

06 junio 2021

LA FILATELIA DEL FUTURO...LA FILATELIA 3.0

 

DE LAS LIBRETAS A LA FILATELIA 3.0


Por José Ivars Ivars / Divulgador e Investigador Filatélico

 

Adaptarse o morir. Esto es lo que va a pasar a la filatelia actual si quiere seguir viva en estos tiempos que corren. Nos podremos preguntar qué es mejor, si aquella filatelia que hace tan solo unos años llevábamos a cabo, ó si es mejor esta actual donde lo virtual es lo que predomina. Seguramente encontraremos respuestas para todos los gustos.

Lo que sí es verdad es que la filatelia ha cambiado, y parece que se le culpa de ello a la situación Covid-19 que nos tocó vivir, y todas las restricciones que se nos han impuesto. Pero eso no es del todo cierto. La filatelia llevaba tiempo reclamando cambios, porque así lo pedía el colectivo de filatelistas. Un nuevo rumbo hacía una filatelia más global, más moderna, más actualizada acorde a los nuevos tiempos.



Hemos pasado de las reuniones y exposiciones presenciales, a las “on-line”. De aquellas tertulias filatélicas rodeados de amigos, a las charlas donde los amigos se ven por la pantalla, pero se sigue hablando de filatelia. Hemos pasado ya de las publicaciones en papel, aquellas revistas y boletines que tantas veces ojeamos en busca de información, a las publicaciones en blogs y páginas webs, más cómodo y con una repercusión mayor y casi sin frontera alguna. ¿Bueno ó malo? Es simplemente lo que nos ha tocado vivir, y como dijo alguien una vez “…o te subes al carro del progreso ó te quedas en tierra…”.


Pero en la historia de la humanidad, evolucionar ha sido algo lógico y cotidiano. Avanzar dejando atrás lo tradicional, aunque a veces se solapen ambos, progreso y tradición.

Estos días asistiendo a una de esas jornadas filatélicas presenciales, de esas que cada vez se añora más, sobre una mesa pude volver a ver una de aquellas “libretas filatélicas” en las que se colocaban los sellos repetidos, uno a uno, con su correspondiente numeración de catálogo, su valor de venta y algún detalla más, y que servía a los filatelistas de antes (ahora sería casi impensable) para intercambiar las faltas que tuviesen. Y además esta libreta estaba “auto realizada”, es decir llevaba los espacios delimitados en tinta, que el propio coleccionista hacía a mano, cuando no podía adquirir los hechos en imprenta. Todo un ejemplar casi extinguido que forma parte de la historia de la filatelia mundial.


Verlo y ojearlo me llevo a recapacitar si el camino que llevamos es el correcto, si esa filatelia 3.0 que está llegando para quedarse será un revulsivo para que la filatelia no sucumba, o si estamos abocados a ser los filatelistas una especie en extinción. Es difícil presagiar el futuro, sobre todo cuando ese futuro dependerá de muchas cosas, de muchos factores y del apoyo que este colectivo reciba de una y otra parte. Lo que resulta evidente es que quienes estamos en esa época de transición entre la filatelia de siempre y el futuro inminente, tenemos mucho que decir al respecto.

Cualquier cambio en una rutina, produce rechazo en un sector y apoyo en otro. Nunca lloverá a gusto de todos. Pero no rechacemos hacía donde apunta la filatelia, ni tampoco menospreciemos de dónde venimos. El futuro de la filatelia dependerá en gran medida de cómo nos lo tomemos hoy, aunque una gran responsabilidad tienen las instituciones para que no nos convirtamos en una especie que tiene los días contados.

05 junio 2021

LA FLORA DE LA COMARCA EN LA FILATELIA ESPAÑOLA...¡A FALTA DEL SELLO BIEN SON LOS MATASELLOS!

 

Apuntes Filatélicos (Publicado en el Canfali Marina Alta de fecha 05.06.2021 )


ENDEMISMOS DE LA COMARCA EN LA FILATELIA

Por José Ivars Ivars / Divulgador e Investigador Filatélico

 

La filatelia puede servir para muchas cosas, incluso para trasmitir conocimientos y poner en valor aquello que como ciudadanos apreciamos. La imagen del sello, o la del matasellos que habitualmente se usa en las oficinas de correos, o incluso los ocasionalmente emitidos para eventos o exposiciones, pueden servir para llevar por todo el mundo una imagen que nos identifique, que muestre lo que en nuestra tierra tenemos y sabemos cuidar y valorar.

Dos de los endemismo que tenemos en la Comarca de la Marina Alta
La Scabiosa saxatillis (izquierda) y la Silene hifacensis (derecha)

El término endemismo viene a referirse a cierta especie de planta o animal que tiene un hábitat o ubicación geográfica única y limitada. Y la Comarca de la Marina Alta, es rica en endemismos muy variados, pero no todos han sido filatelizados como hubiera sido gusto del colectivo filatélico comarcal.

Dos casos podemos describir que si lo han sido, que hoy forman parte de nuestra rica y amplia historia postal, y que a su vez el coleccionista temático ha utilizado en sus respectivas colecciones: La Scabiosa saxatilis como endemismo de la Sierra de Bernia, y la Silene hifacensis, como flor representativa del Parque Natural del Peñón de Ifac, y ambas formando parte de la filatelia española.

Carta circulada (Certificada) de Benissa a Nueva York (USA) con
matasellos conmemorativo de
la VIII EXFILNUM (1995) que estuvo dedicada
a los endemismos de la Sierra de Bernia
Marca de retorno del correo americano "Return to Sender"
(Archivo Ifac Filatélico)

La Scabiosa saxatilis, es una planta rupícola de tallo leñoso, que florece entre los meses de mayo a julio, y que en nuestra zona es típica poder contemplarla en la Sierra de Bernia, no siendo su único hábitat dentro de la Península Ibérica, y la cual ya fue descrita con mucho detalle por el botánico y naturalista valenciano, Antonio J. Cavanilles y Palop (1745-1804) en su viaje por la comarca (1797).

En el año 1995, y con motivo de la celebración de la que sería la VIII EXFILNUM, exposición filatélica y numismática que se celebra anualmente en Benissa, la directiva de la A. Filatélica y Numismática de Benissa, acordó por unanimidad de sus miembros que el tema para la edición de ese año sería la “Serra de Bernia. Refugi d´endemismes”. Una forma muy ilustrada de mostrar un enclave de especial importancia en el paisaje natural de la comarca.

Dentro del diverso material filatélico-postal que para la ocasión se editó, está el matasellos conmemorativo que estuvo en funcionamiento durante los días 3 y 4 de noviembre de 1985, diseñado por Rossana Cardona, y en el que además de la reconocida silueta de Bernia, se plasmó en primer plano a la Scabiosa saxatilis, lo que hizo que este matasellos tuviera un especial interés para los temáticos filatélicos de “Flora”.

Matasellos Turístico que estaba en usa
en la Oficina de Correos de Benissa
dedicado a la "Serra de Bernia" con
la Scabiosa saxitillis


Posteriormente, con la puesta en funcionamiento del Matasellos Turísticos que Correos dedicó a la Sierra de Bernia, matasellos en uso permanentemente en la Oficina de Correos de Benissa, el diseño del mismo contempla igualmente a esta planta tan característica de nuestro entorno.

Un caso similar podemos decir que pasó con la calpina Silene de Ifac, planta de especial relevancia por estar en peligro de extinción, y cuyo hábitat además de situarlo en las rocosas paredes del Peñón de Ifac, también se la está introduciendo paulatinamente en espacios rocosos del Motgó y Serra Gelada.

La primera vez que la Silene hifacensis fue filatelizada, la encontramos en la Exposición Filatélica, EXFICALP, celebrada en diciembre del año 2000, donde se quiso conmemorar a esta simbólica planta y que ilustra el matasellos solicitado a Correos para la ocasión.

Matasellos conmemorativo de 
la V EXFICALP (2000) que estuvo 
dedicada a la Silene hifacensis
endemismos del Peñón de Ifac

Esta planta, igualmente de ambientes rocosos, también se le conoce como Colletja de roca de La Marina. Florece entre los meses de mayo y junio, mostrando sus flores rosadas y en ocasiones algo blanquecinas. Desde 1992 está incluida en un listado de especies “estrictamente protegidas”, lo que hace que el papel de la filatelia como divulgador de esta flora en peligro, sea más notorio.

En el año 2016, la Oficina de Correos de Calp incorporaba a sus matasellos ordinarios el que el ente postal dedicó al Parque Natural del Peñón de Ifach, y nuevamente el matasellos, como era de esperar, lleva la silueta de esta planta tan representativa y a la vez desconocida del entorno calpino. Cabe de decir que la inclusión de esta imagen en el matasellos turístico de Calp, se debió a las gestiones realizadas por la A. Filatélica y Numismática de Calp, dado que en boceto inicial no lo contemplaba.

Curiosamente ningún endemismo de nuestra fauna o flora, ha sido motivo de sello alguno, algo que debería hacernos reflexionar como colectivo filatélico, pero también lo deberían de hacer las instituciones públicas que tal vez tengan en su mano que Correos tenga en cuenta todo ese patrimonio floral y faunístico que se puede contemplar en la Marina Alta. ¡Todavía estamos a tiempo!

Matasellos Turísticos que Correos dedicó al Parque Natural
del Peñón de Ifac, donde se incorporó la Silene hifacensis en el diseño
Actualmente ya está en uso el nuevo modelo de matasellos turístico 


03 junio 2021

Artículo de Opinión de José Ivars Ivars. ALGO LE PASA A CORREOS CON ALICANTE

 

Bajo mi lupa…

 

ALGO LE PASA A CORREOS CON ALICANTE

Por José Ivars Ivars

 

Como filatelista uno no sale de su asombro por cómo actúa Correos en su forma de contentar a todos. No sabría qué término utilizar, si el de equidad, igualdad, justicia,..., porque en este caso ninguno se cumple.

Al empezar el año filatélico, como es habitual, pusimos desde Alicante la vista en el mes de junio, concretamente en el día 24 de junio, que a la postre es la Festividad de San Juan, porque ese día por fin Correos había accedido tras varios años de insistencia por parte de algunos filatelistas, para que D. Francisco Javier Balmis tuviese su sello. Pero no iba a ser un sello dedicado exclusivamente a él como nos hubiese gustado, sino que Correos con esa forma de quedar bien con todos que tiene, se inventó el sello del Reconocimiento a la situación Covid-19 (últimamente lleva ya varios sellos sobre el mismo tema) y mezcló al personaje con la situación, y el resultado fue una hojita bloque donde realmente lo que más destaca es la pandemia y en casi último término al ilustre médico alicantino que tanto hizo por la humanidad, pero que Correos tan olvidado ha tenido (y tiene), sin contar aquel sello del barco partiendo de A Coruña conmemorando la Expedición Filantrópica de la Vacuna.


Digamos que al Dr. Balmis, Correos aun le debe un sello, y si me apuras, le debe un reconocimiento filatélico a la altura del personaje. Pero tocará esperar a que pase la situación Covid-19 que vivimos, para que no se tenga que relacionar una cosa con otra.

En vista de que la Hojita Bloque (porque en el sello no aparece) no era lo esperado y lo que hubiese sido de justicia filatélica, todos esperábamos a que al menos, este sello tuviese su Primer Día en Alicante. Justamente 2 sellos de temática valenciana, uno para la ciudad de Ontinyent y otro para el cineasta Berlanga, se emiten unos días antes, y ambos, repito ambos, con Matasellos de Primer Día en Ontinyent y Valencia respectivamente. ¡Cómo ha de ser! Y la sorpresa fue mayúscula al comprobar que el Dr. Balmis no tendrá tampoco Matasellos de Primer Día en Alicante. En su lugar a Correos se le ha ocurrido que mejor sea de Madrid ó Barcelona. ¡Qué malos y dañinos son los centralismos en cualquier asunto de la vida!

Debe ser que este alicantino ilustre no nació en Alicante en 1753, ni empezó su carrera de medicina en el Hospital Real Militar de Alicante con 16 años. Debe ser que no lo consideran alicantino. O debe ser que a Correos algo le pasa con Alicante, porque no se entiende su proceder.




Antes hablaba de equidad, que viene a ser algo así como en dar a cada uno lo que merece en función de sus méritos o condiciones. ¿Alicante no tiene méritos suficientes para que ese sello lleve el Matasellos de Primer Día de Alicante? Parece que no. ¿No merecía el Dr. Balmis ser motivo de un sello y no parte de una Hojita Bloque? Parece que tampoco.

Si nos basamos en igualdad, simplemente decir que la misma igualdad merece Alicante, que Ontinyent ó Valencia, o si me apuras y por poner un ejemplo reciente, el sello que Correos va a dedicar al Parque cántabro de Cabárceno, tendrá su Matasellos de Primer Día de la localidad de Obregón, y el dedicado a Margaritas Sala en su lugar de nacimiento, Luarca, o el de Emilio Herrera en Granada. ¡Eso es igualdad, no lo que Correos hace con Alicante.

Lo de hablar de justicia mejor no lo hago. Porque en Correos la justicia no existe. Hacer Justicia sería que el Dr. Balmis tuviese su sello y Alicante el reconocimiento de que fue esa ciudad la que lo vio nacer.

Al final uno nunca quiso creer aquello de que hay una mano negra que quiere hacer lo imposible porqué Alicante no exista, pero Alicante existe. O tal vez será que a Correos los colores si le importan y según del que color que se manda, así se actúa (y no es referencia a los sellos de los 4 colores que tanto se habló de ello). Lo que es seguro es que el Matasellos de Primer Día de Alicante para el sello del Dr. Balmis (y otros), si no se hace no es por no haberlo pedido. Otros que si contarán con él, no hizo falta que nadie pidiese nada.

Tiempo hay todavía hasta el día 24 para que Correos, ó quién tenga la potestad de decidir, recapacite y actúe como Alicante se merece. A nosotros los filatelistas solo nos queda dar nuestra opinión, porque como Correos no cuide a la gallinita de los huevos de oro que somos los filatelistas, y las cuide a todas por igual, el batacazo que se dará Correos en un futuro será monumental.

30 mayo 2021

EL SELLO DEL ALICANTINO "BALMIS" SE PONE EN CIRCULACIÓN EL PRÓXIMO DÍA 24

 

EL ALICANTINO DR. BALMIS…SE SALIÓ DEL SELLO


Por José Ivars Ivars / Divulgador e Investigador Filatélico

 

Tantos años de tenacidad y perseverancia para conseguir que el Dr. Francisco Javier Balmis, médico alicantino de "pro" que la historia le tiene guardado su sitio pero que la filatelia española todavía no lo había tenido en cuenta, y cuando parecía que por fin un sello llevaría su imagen por todo el mundo, vemos que no será así. Al menos no será como nos hubiese gustado a los muchos filatelistas alicantinos que esperábamos a que el próximo 24 de junio, cuando Correos pusiera en circulación el sello que por fin iba a dedicar al Dr. Balmis y la operación militar y social que lleva su nombre, este llevase la imagen del médico alicantino.



Pero la realidad será otra. La emisión llega en un formato que filatélicamente suele ser bien recibida, una Hojita Bloque, en la que quienes la han diseñado han optado por colocar al ilustre alicantino fuera del sello, lo que hará que cada vez que el sello se use postalmente desprendiéndolo de la hoja, el Dr. Balmis se salga del sello. Es habitual que para insertar una imagen de persona "viva" formando parte del sello, se use este formato de H.B., y que dicha imagen que por la reglamentación no puede ir en sello alguno del correo español, sea puesta como parte de la hojita. Pero lógicamente no es el caso del nuestro protagonista de hoy. El Dr. Balmis bien puede (y debe) ser parte del sello.


Un objetivo conseguido podrían decir las sociedades filatélicas alicantinas de Calpe y Alicante, quiénes desde hace años insistieron una y otra vez para que Correos tuviera a bien atender sus muchas solicitudes con respecto al sello, pero un objetivo que si lo vemos desde este punto de vista solo se ha conseguido a medias. Incluso para la maximofilia alicantina, el Dr. Balmis seguirá sin poder ser motivo de una Tarjeta Máxima.


La Hoja Bloque, que está realizada en Offset, lleva en la parte del sello, una doble imagen en la que la primera muestra el itinerario que el Dr. Balmis realizó en 1803 con la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, para erradicar en todo el mundo la temible viruela. En la parte inferior, no está claro si lo que se muestra es, a vista de microscopio, el Covid-19 que tanto daño ha hecho a la humanidad en el último año.


Fuera del sello y completando la Hojita Bloque, y puesto que el sello está dentro de la emisión que Correos ha denominado “Reconocimiento 2021. Operación Balmis y Francisco Javier Balmis y Berenguer (1753-1819)”, podemos ver la silueta del ilustre alicantino junto a miembros del ejército que han luchado en el último año contra este virus tan dañino. A su vez aparece el barco con el que desde A Coruña se partió en 1803 con un objetivo claro: erradicar la viruela allí donde estuviese causando estragos, barco que ya fue motivo de un sello cuando en el año 2004 se conmemoró el bicentenario de la expedición. ¡Ni por entonces Correos consideró que Balmis merecía estar en el sello!



Del sello se espera sacar una tirada de 140.000 ejemplares con una tarifa facial de 4,15 €, que aunque sea una tarifa elevada para el sufridor coleccionista, está dentro de los parámetros que marcas las actuales tarifas de Correos. Un sello que temáticamente seguro va a tener una gran aceptación por los varios motivos en los que tiene cabida, pero que para la filatelia alicantina ha sido una sorpresa el no haber tenido en cuenta en su diseño, haber inmortalizado filatélicamente hablando a uno de los más grandes personajes que ha tenido nuestro país.

29 mayo 2021

APUNTES SOBRE EL CORREO EN LA MARINA ALTA: ESTAFETAS Y CARTERIAS A MITAD DEL SIGLO XIX

 

Apuntes Filatélicos (Publicado en Canfali Marina Alta de fecha 29.05.2021    )

 

DE ESTAFETAS Y CARTERIAS EN LA MARINA ALTA

José Ivars Ivars / Divulgador e Investigador Filatélico

 

Materia importante para el estudio del Correo y de las comunicaciones en general, es el conocimiento de los itinerarios que debían seguir los viandantes y el curso de la correspondencia, y nada más gráfico que un mapa de época para entender cómo se desarrollaba el correo en nuestra comarca, allá por 1862, aunque no todas estas cartas postales marcan los detalles lo suficientemente claros para conocer, desde donde recibían o enviaban la correspondencia las poblaciones de la Marina Alta.

A lo largo de la historia, y siendo siempre Dénia el punto postal estratégico, el correo en la comarca nos ha llegado por diferentes vías. Desde antiguo, el correo arribaba o salía desde Dénia a través de Valencia para enlazar con la conducción que unía el Levante con Madrid, o también por Alicante, por el llamado por Pedro Juan Villuga, “Camino llano por la Marina”, (por distinguirlo del interior que unía Alicante con Valencia por Xátiva), teniendo que sortear el pasaje conocido como “El Mascarat”, entre Calp y Altea. Con la llegada del ferrocarril a Alicante en 1858 y el posterior funcionamiento del “Ambulante”, la comarca tuvo más fácil encaminar su correspondencia.

Mapa editado por la Dirección General de Correos en 1862
abarcando las provincias de Albacete, Alicante y Murcia


En el siglo XIX, la comarca pasó a depender de la Administración Principal de Alicante. Hasta entonces Dénia y todas las poblaciones de la Marina Alta, dependían postalmente, de una u otra forma de Valencia.

La “Carta de Correos y Postas” trazada por la Dirección General de Correos en 1862, nos indica que la comarca recibía el correo a través de ambas ciudades, Alicante y Valencia, y nos detalle una información muy valiosa a la hora de conocer nuestra historia postal. En especial hace mención de las 2 Estafetas Principales que existían a mediados del Siglo XIX, Dénia y Pego, y la única Cartería como tal que funcionaba, la de “Jabea”.

Detalle ampliado de la Comarca de la Marina Alta, con sus Estafetas y Carterías
y las conducciones que en la comarca se llevaban a cabo

Por el trazado, podemos afirmar que la correspondencia cruzaba la comarca “a caballo” procedente de Alicante por el sur, o por el norte desde Valencia, por Pego que recibía el correo a través de Oliva. Igualmente en el caso de la correspondencia saliente. En el trayecto se servía las poblaciones de “Benisa”, “Jabea”, Dénia, y Ondara, Vergel y Pego.

Lo destacable de este tipo de mapas tan detallados, son las conducciones que nos muestra, que “a pie” realizaban los carteros-conductores desde las oficinas de correos receptoras de la correspondencia. De entrada vemos que el correo no se detenía en Calp, que no lo haría hasta 1873, y que en 1862 era servido por el peatón que desde Altea le llevaba la correspondencia. Otro de los peatones partiendo desde “Jabea”, se desplazaba a Benitachell, Teulada y Senija. Desde la misma cartería de “Jabea” se servía a pie las poblaciones de Gata, Lliber y Jalón.

La Estafeta de Correos de Pego servía, en varias conducciones “a pie”, las poblaciones de:

·         Pego – Forna

·         Pego – Absubia – Benialí

·         Pego – Vall de Ebo – Vall de Alcalá

·         Pego – Vall de laguart – Murla – Benichembla

·         Pego – Rafol de Almunia – Sagra – Tormos – Orba – Parcent

 

Desde la Estafeta de Dénia se encargaban de servir el correo al resto de poblaciones de la comarca, con un total de 3 conducciones a pie. Una servía las poblaciones de Miraflor y Setla y Mirarosa; otra se encargaba de la correspondencia de Beniarbeig, Sanet y Negrals, Benimeli y Benidoleig. Y por último la que llevaba el correo a Pedreguer, La Llosa de Camacho y Alcalalí.

En 1856, el trayecto de la correspondencia entre Alicante y Dénia debía hacerse 
en 19 horas, servida "a lomo"

Este tipo de conducciones con los años irían sufriendo modificaciones en función de los cambios que fueron surgiendo, adaptando el correo a los nuevos tiempos que entre otras modernidades, trajo a la comarca el ferrocarril Carcagente-Dénia, y con ello un nuevo sistema de conducción de la correspondencia a finales del Siglo XIX.

En 1856, el trayecto entre Alicante y Dénia, según los datos que la propia Dirección General de Correos publicó en la Gaceta de Madrid de fecha del 18 de febrero, tenía 20 leguas que el contratista del servicio debía realizar en casi 19 horas en el trayecto de ida y el mismo tiempo en el de vuelta, diariamente.

No sería hasta 1873 cuando una nueva contrata de la conducción en la correspondencia entre Alicante y Dénia, serviría las poblaciones de Calp y Benitachell.

Entre finales del Siglo XIX y principios del XX, se crearían nuevas carterías en la comarca, tales como la de Calp y Benissa. Este tipo de mapas y la información que nos muestran, son cruciales para ir disgregando ese apartado de nuestra historia que todavía está por escribir: La Historia Postal de la Marina Alta.