24 junio 2022

LA GRAN TAREA DE DAR A CONOCER NUESTRA PASIÓN POR LA FILATELIA: DIVULGAR PARA SEGUIR CRECIENDO.

 

Apuntes Filatélicos

DIVULGAR LA FILATELIA

Por José Ivars Ivars
Divulgador e Investigador Filatélico
 

Estos días de inicio del verano, uno andaba ojeando el tan esperado Libro de Fiestas Moros y Cristianos Benissa 2022, donde como no podía ser menos, desde la Agrupación Filatélica y Numismática de Benissa, con firma de su Presidente, D. Marcos A. Torres Planells, se puede leer, con un muy interesante contenido, un amplio artículo en el que se desgrana toda la actividad filatélica, frenética para más detalle, que desde Benissa se lleva a cabo año tras año. Da igual si por medio hubo o no una pandemia. El caso es siempre hacer que se hable de Filatelia, en el entorno que sea.

Y este artículo con 4 páginas de contenido incluidas fotografías de algunas de las actividades llevadas a cabo desde la filatelia benissera, me hizo pensar en la tarea de divulgación que con este tipo de escritos o publicaciones se hace para dar a conocer una pasión, que algunos llevamos cerca de 50 años encima, y es obvio hacerse la pregunta de que hubiera sido de todas esta tarea realizada año tras año, sin una difusión escrita, en los medios de comunicación que hemos tenido al alcance. La respuesta es más que obvia: Se hubiera perdido en el tiempo, como se pierde todo aquello que no se guarda o se divulga.


Creo que en Benissa, y en toda la Comarca, siempre hemos tenido claro que la filatelia solo llegará a todas partes y nos preocupamos de dar esa información que habitualmente los medios no dan tratándose de coleccionismo de sellos, por muy actividad cultural que sea. Así tenemos que desde los inicios de la Agrupación Filatélica y Numismática de Benissa hace ahora 40 años, siempre que nos fue posible, cualquier paso que dimos, lo hicimos a través de la prensa especialmente, especializada o no, pero siempre con el objetivo claro de dar a conocer aquello que nos apasiona: el sello y su coleccionismo.

Encontramos pues que los primeros artículos que en forma divulgativa podemos hallar en cualquier hemeroteca, sobre actividad filatélica en la comarca, la tenemos en el Semanario Canfali Marina Alta, o en los rotativos Levante y Las Provincias en su sección Marina Alta. También podemos destacar unos artículos que periódicamente eran publicados en la revista “Benissa al Día”, donde más allá de hablar de actividad filatélica, afrontamos desde Benissa el reto de enseñar a coleccionar sellos, con pequeños artículos en los que mostramos los pasos que había que seguir quién se animase a iniciarse en el coleccionismo postal. Hablar de dentados, limpieza de sellos, su manipulación con las pinzas, los matasellos, y otros aspectos necesarios para quién se enfrenta por primera vez a un sello para colección, fueron los temas que se desarrollaron durante algunos números de esta pequeña revista local que se editaba en Benissa entre finales de los años 80 y principios de los 90 del pasado Siglo.


Desde entonces ha sido un no parar. Cualquier ocasión que se nos brinda es buena para divulgar la filatelia. No nos hemos conformado con publicar en revistas, libros de fiestas o periódicos de índole comarcal. También hemos llevado nuestra actividad filatélica de la comarca a los periódicos extranjeros que se editan en nuestro entorno, y además hemos puesto nuestro granito filatélico en publicaciones especializadas en tirada nacional, que incluso cruzan el gran charco, y nos leen y saben de nosotros en la América hispana.

Porque si una cosa tiene la filatelia que la hace más apasionante si cabe, es que es de los pocos temas que cuando nació, ya lo hizo con el afán de divulgar y dar a conocer. Es decir que cuando el primer sello postal nació en la Inglaterra de 1840, casi lo hizo ya con la primera revista filatélica a las puertas de ser editada. Para entender esto, se suele hacer una comparanza de la filatelia con el ferrocarril, ambos nacidos en Inglaterra, pero el segundo unas décadas antes (1825), diciendo que a partir de la segunda mitad del siglo XIX en donde la filatelia y el ferrocarril ya estaban consolidados, existían muchísimas más publicaciones en todo el mundo que hablasen de Filatélia y casi ninguna especializadas en trenes, ferrocarriles, etc.


Con el nacimiento del sello, nació al poco una afición, un pasatiempo que en sus primeros años de vida ya tuvo hueco en muchos periódicos. Unas veces para mofarse de esos locos y chiflados que guardaban sellos ya usados. Otras veces para todo lo contrario. Pero con el tiempo, las chifladuras de los primeros filatelistas se convirtieron en un coleccionismo que sobre pasa fronteras y culturas. La primera revista filatélica como tal, se edito el 15 de diciembre de 1862 con el nombre de The stamps Collecter´s Monthli Advertiser. En España, encontramos que la primera revista filatélica como tal, que habló de sellos y de su coleccionismo, se pudo adquirir a partir del día 15 de julio de 1870. Salió con el nombre de El Indicador de Sellos, pero tan solo se editó un número. No debió tener el éxito que sus gemelas europeas habían cosechado, aunque a esta le siguieron muchas más, hasta nuestros días donde lo digital ya está entre nosotros.

La investigación que hemos llevado a cabo para poder encontrar algún precedente en la Comarca sobre divulgación filatélica, no ha dado los resultados esperados. Tan solo tenemos constancia de las noticias que sobre el pegolí D. Juan Torres Sala, como Presidente de la Sociedad Valenciana de Filatelistas (SOVAFIL) que fue, se publicaron en las revistas de la época, décadas de los años 30 y 40 del siglo pasado, tales como Madrid Filatélico ó El Eco Filatélico y Numismático, entre otras.  Igualmente de las primeras exposiciones filatélicas que se vivieron en la comarca, en Teulada y Gata de Gorgos, la prensa provincial se hizo igualmente eco de ello. Y en Benissa, queda constancia oral de un programa de Radio que en los años 50, llevó a cabo el entusiasta filatelista D. Fernando Cabrera Albou, programa del que no hemos podido constatar su duración y los temas que solían tratar, pero que sirvieron para que, ya en aquellos años se escuchase hablar por las ondas, aspectos filatélicos.

Todo ello nos hace pensar que esta tarea de divulgación que llevamos a cabo, actualmente por ejemplo en CANFALI MARINA ALTA, algún día cuando en un futuro lejano alguien tenga la curiosidad de conocer la actividad filatélica que se ha realizado entre filatelistas de nuestro entorno, pueda conocer con exactitud que se hizo y como se llevo a cabo, sirviendo entonces de mucho la Divulgación que hoy hacemos de la Filatelia.

18 junio 2022

Artículo de Opinión con firma propia. HAY VIDA MÁS ALLÁ DE LA PAELLA... Por José Ivars Ivars

 

Bajo mi Lupa

HAY VIDA MÁS ALLÁ DE LA “PAELLA” PERO CORREOS NO LO SABE

Por José Ivars Ivars
Divulgador e Investigador Filatélico
©Ifac Filatélico

 

Hubo una vez un niño que al llegar a casa, hambriento seguramente, hizo la típica pregunta que hacen los críos en esa situación: ¿Hoy que hay de comer? La respuesta que recibió no le debió sorprender mucho. ¡Paella, hijo!. Y su reacción fue la normal cuando la paella aparece hasta en sopa: ¡Otra vez paella!. Algo parecido le debe estar pasando a Correos, que parece que no ven más allá de la paella cuando quieren hablar de la gastronomía en la Comunidad Valenciana.

Último sello dedicado a la paella emitido el pasado día 17 de julio de 2022
https://filatelia.correos.es/es/es/rincon-correos/filatelia/productos/sellos/espana/2022/Paella

El pasado día 17 de junio, un nuevo sello se pone en circulación, y de nuevo dedicado a la Paella. No sabemos si el crio de la historia inicial es, era o fue filatelista, pero convencido estoy de que si lo fue ó lo es, aborrecerá pronto este coleccionismo, que suele ser tan repetitivo a la hora de elegir motivos.

3 sellos dedicados a este plato mediterráneo lleva ya Correos puesto en circulación, que de tanto insistir lo han convertido por imperativo en universal. Si se quiere que el sello sea una escaparate para el mundo de lo que tenemos, con estos 3 ejemplares estamos vendiendo al mundo que aquí en la Comunidad Valenciana solo sabemos hacer paellas, cuando seguramente somos la zona del mundo que mejor hacemos con el arroz, cientos de platos que, por lo que veo Correos desconoce.

Anteriores sellos que Correos ha dedicado a este plato "Universal"

Pero por la información que se ha hecho pública, el tema no es solo de Correos. Cuando el ente postal inició la serie de “España en 19 Platos” (1 por Comunidad Autónoma), contó con la colaboración y asesoramiento de la Real Academia de Gastronomía. Dicho de otra forma, tan importante institución gastronómica española, piensa que aquí no se puede vivir sin la Paella. Tanto unos como otros, tal vez deberían salir más de los despachos, y conocerían la verdadera gastronomía valenciana. De norte a sur de la Comunidad Valenciana, o de Este a Oeste si lo prefieren, con el arroz somos capaces de hacer verdaderas joyas del paladar.

Por citar algunos ejemplos, y de paso sugerencias a Correos para futuros platos gastronómicos filatelizados, citar el arroz con costra, plato que tanto en Elche como en Pego saben cocinar espectacularmente bien. Si nos metemos en lo más parecido a una paella, podemos citar L´arros del senyoret, plato que según cuenta nació de las manos de los propietarios del Restaurante Baydal de Calp, donde además de saborear este plato, el escenario donde comerlo a los pies de Ifach seguramente enamorará incluso a los que dirigen la Real Academia Gastronómica.

Otro plato que también se cocina en la Comunidad Valenciana, y tal vez en gran parte del resto del territorio español, es la Fideua, plato nacido a principios del Siglo XX en Gandía (Valencia), donde a bordo de las barcas de arrastre del puerto, se cocinó un arroz a banda (plato que tampoco tiene sello aún), y al no tener el ingrediente principal, se sustituyó por fideos.

Boceto de sello que Correos no pensó en poner en circulación, tal vez por no haber probado un plato tan valenciano como el Putxero de Polp, de lo más sugerente y sabroso
(Fotografía gentileza de Ximo de "Casa Xoxim" de Benissa)

Y si no queremos que el arroz sea siempre el protagonista de los sellos valencianos, la propuesta puede ir mucho más allá. ¿Conocéis el Putxero de Polp? Pues en Benissa dicen que son los que lo inventaron y así patentaron su receta, para que todo el mundo sepa su origen. En la ciudad de Valencia, hay un plato llamado Esgarraet, que suele ser tapa obligada en muchos bares, y si todavía no os ha entrado hambre al leer este artículo de opinión, os invito a probar el All i pebre, o dicho de otra forma, plato en el que las anguilas son el ingrediente principal y que una vez saboreado no vamos a querer probar otra cosa. Algo tan valenciano como este plato, y a la Real Academia Gastronómica se le pasó sugerirlo para un sello postal. ¡Cachis!

Como los citados, son cientos los platos que por toda la geografía valenciana se pueden saborear. No es preciso que Correos nos recuerde cada vez que la Paella es “UNIVERSAL”. Lo sabemos cada domingo cuando la comemos de una u otra forma, y lo sabe también el niño al que la madre le tenía así de acostumbrado.

Hoy vamos a ser muy osados y atrevidos. Vamos a lanzar una propuesta e invitación, y se la dirigimos a la Directora de Filatelia de Correos, Sra. Leire Diaz Castro, a la cual le emplazamos a que se venga a Calpe, y desde aquí le prometemos llevarla a degustar la más alta gastronomía alicantina y valenciana a la vez. Calpe, Benissa, Dénia, Altea…seguro que se chupara los dedos de ambas manos, y se llevará tal sabor de boca, que tendrá motivos para muchos sellos gastronómicos de la Comunidad Valenciana.

 

EL BEISBOL CON RAICES BENISSERAS EN EL COLECCIONISMO

 

Apuntes Filatélicos

SAL YVARS EN EL COLECCIONISMO

Por José Ivars Ivars
Divulgador e Investigador Filatélico
©Ifac Filatélico

 

El mundo del coleccionismo es un pozo sin fondo. No hay límites que determinen que se debe coleccionar o no, ni patrones que determinen porque nos atrae algo tanto que nos lleva a recopilar, estudiar, atesorar, ordenar y disfrutar de aquello que llamamos colección. La excusa puede ser cualquiera para ponerse a ello, involucrarse en un proyecto que nos llevará a conocer más y mejor aquello que tenemos entre manos.

Uno puede encontrar coleccionistas de todo, o especializados en algo. Pero todos tienen algo en común. Esa atracción por algo que nos atrae sin un motivo aparente, o por todo lo contario, por una razón de peso. Y esa razón puede ser cualquiera. Nos puede gustar un tipo de coleccionismo de los arraigados en la sociedad, o simplemente podemos iniciarnos en un coleccionismo muy personalizado. Y el ejemplo de hoy puede valernos para cualquier otra situación, en la que la pasión por un pueblo te haga guardar, recoger, atesorar e investigar todo aquello que tenga relación directa o no con esa población que llevas dentro de tu cuerpo, en el corazón.


Sal Yvars podría decirse que reúne todas las condiciones para ser parte de esa colección que todos ansiamos llegar a hacer. Una colección que reúna miles de objetos relacionados con Benissa. Y lo es, porque este estadounidense, tiene una vinculación muy directa con Benissa. De ello lo sabemos porque el investigador Juli Esteve, en su libro “L´emigració valenciana als Estats Units i el Canada: el somni americá contra el caciquisme i la fil.loxera”, nos habla de este deportista americano de la década de los años 40 y 50 del siglo pasado, de orígenes benisseros cuando sus padres huyendo de una situación como la que vivió la comarca a finales del XIX y principios del XX, decidieron probar fortuna en América.

Y Canfali Marina Alta, se adentró en la vida de este jugador de beisbol profesional, contándonos aspectos de su vida y su carrera deportiva, y de su vinculación con los descendientes que todavía quedan en la comarca. Salvador Anthony Yvars (1924-2008), como fue bautizado, fue un destacado receptor de beisbol de la liga norteamericana (Major League Baseball), que jugó en los equipos de New York Gigants, y en los St. Louis Cardinals. Y todos conocemos la pasión que por este deporte sienten muchos ciudadanos, americanos ó no. Es por tanto que a través del Beisbol, este descendiente de benisseros, ha entrado en el vistoso grupo del coleccionismo.



¿Quién no ha coleccionado de pequeño cromos de sus deportistas más apreciados? Posiblemente no de beisbol, pero sí de otros deportes. El cromo siempre es y será, ese coleccionismo que puedes iniciar de pequeño y no abandonarlo, ni entrado ya en años. Sal Yvars no se libró de ello. Su fama le hizo ser motivo de muchos cromos que hoy son verdaderas reliquias para el experimentado coleccionista de este deporte.

A veces pecamos de desconocimiento. Gracias a Juli y a Canfali, hemos sabido más sobre este personaje que ahora ya queremos incluir en la colección que sobre Benissa llevamos tiempo recopilando. Ahora cuando lanzamos una búsqueda sobre este deportista enfocado al ámbito del coleccionismo, nos damos cuenta que lo teníamos muy cerca y no sabíamos de su cercanía. En cualquier portal de venta de material para coleccionistas, encontramos que sus cromos son muy codiciados, con precios asequibles algunos y astronómicos otros. Lástima no disponer de un buen catálogo americano de cromos de beisbol para comparar los que Sal Yvars aparece.

Pero si dejamos de lado los cromos y nos centramos en otros objetos que los fans de este deporte atesoran, encontramos que existen algunas de la pelotas de beisbol que Sal firmó, tal vez a algún fan de su época, pelota que con el tiempo ha ido pasando de mano en mano, como suele pasar con las colecciones cuando quién las inicia deja de continuarlas. Pelota de beisbol que precisa en ocasiones de autenticidad para que empresas especializadas nos certifiquen que la firma estampada en ella es la auténtica, firma que un deportista con raíces benisseras, que si bien su familia al emigrar a Estados Unidos no lograría aquellos sueños que tenían, él pudo nacer en una tierra que lo acogió como uno de ellos que fue, y que practicó un deporte que mueve masas enormes, y muchísimos fans dispuestos a todo por algo de sus ídolos.


Tal vez si Sal Yvars hubiese nacido en Benissa, o cualquiera de las poblaciones de la Comarca, el Beisbol le hubiera sido desconocido. Puede que se hubiera decantado por otros deportes, y convencido estoy que hubiera sido motivo de alguno de los cromos que futbolistas, tenistas, etc., han protagonizado.

Filatélicamente hablando Sal no ha tenido todavía la suerte de ser motivo de un sello del correo americano. No es extraño el hecho, aunque en los sellos postales de U.S.A., el beisbol de uno de los motivos más recurrentes que encuentran los filatelistas. Pero su fama tal vez no fue suficiente para ello. En la búsqueda de material filatélico sobre este “benissero”, tan solo hemos encontrado un sobre conmemorativo dedicado a la 5ª Convención Anual de Coleccionistas Deportivos, celebrada en New Jersey en agosto de 1984, y donde el sobre lleva como ilustración un dibujo de Sal con el típico traje de jugador de beisbol y su correspondiente gorra.

Esta reunión anual de Coleccionistas de “Deportes”, se celebra anualmente desde 1980 que tuvo lugar la primera en Los Ángeles, y a ella concurren tanto coleccionistas como comerciantes de cromos, sellos, autógrafos, etc. En la edición de 1984, al parecer Sal Yvars estuvo presente y firmó algunas tarjetas recuerdo que hoy en día son verdaderas joyas entre los coleccionistas de este tipo de material.

Tal vez ha llegado el momento de que en el Centenario de su nacimiento que será en el año 2024, desde la tierra que no viéndolo nacer, sí lo recuerda, se mueva ficha para que el Correo U.S.A. filatelice a este benissero jugador de la mejor liga de beisbol del mundo.

12 junio 2022

AMPLIANDO EL CATÁLOGO DE SELLOS DE ALICANTE: COTA CERO, PÚNICA GRANATUM Y LA ISLA DE TABARCA

 

3 NUEVOS SELLOS PARA ALICANTE

Por José Ivars Ivars
Divulgador e Investigador Filatélico
©Ifac Filatélico

 

La “millor terreta del món” vuelve a ser protagonista del panorama filatélico nacional. Incorporar 3 nuevos sellos al catálogo de emisiones postales de Alicante y su provincia, que algún día será un realidad palpable, es siempre motivo de satisfacción, sobre todo cuando en alguno de ellos, la idea surge de una mente siempre pensante a favor de esta tierra y su vinculación con la filatelia.

Si hablamos de ellos en orden inverso a su emisión, encontramos que el más reciente es el que Correos pondrá en circulación en la fecha del 13 de junio, dedicado a conmemorar el 150 Aniversario de la implantación de la Cota Cero en Alicante, sello que salió como iniciativa de la Agrupación Filatélica y Numismática de Calp, y en el que se han volcado de forma totalmente altruista, el Colegio de Geógrafos de España, y especialmente muchos de sus componentes, que sin ser filatelistas han sabido ver en esta iniciativa (ahora realidad) una oportunidad de oro de que el sello postal lleve la geografía como motivo.



El sello en formato rectangular, está confeccionado en offset en papel estucado y engomado, con un tamaño de 40,9 x 57,6 mm., y con una valor facial aplicado de 2,10 € (cabe sea la parte del sello que menos gusta al coleccionista alicantino). Del sello se han hecho 134.000 ejemplares, según la información que al respecto hace público el ente postal Correos, en pliegos de 16 ejemplares.

El Instituto Geográfico Nacional fundado en septiembre de 1870, tuvo entre sus primeras actividades el levantamiento topográfico de España, para obtener unas referencias con las cuales llevar a cabo el mapa topográfico nacional, para cual hacía falta obtener las altitudes exactas de cada población. Conocer la “cota cero” era pues algo imprescindible para saber a partir de qué punto empezar a medir alturas, y con ello, entre 1870 y 1874 se llevaron a cabo mediciones en diferentes horas del día, sobre una regla metálica fija situada en el muelle de Levante del Puerto de Alicante, estableciéndose en ese punto la “Cota Cero” de toda España. En el sello diseñado para la ocasión, se pueden ver las imágenes superpuestas de la Puerta de la Estación Mareográfica Fundamental del Mediterráneo, y la placa que reconoce a Alicante como la referencia altimétrica nacional.


Esta emisión, además va a contar con su correspondiente Matasellos de Primer Día a usar en la Oficina Principal de Correos de la ciudad de Alicante, con la fecha del 13 de junio de 2022.

Anteriormente a este, Correos ha emitido un sello que mucho tiene que ver con la agricultura alicantina, especialmente en los campos ilicitanos y poblaciones limítrofes. Se trata de un sello en formato de Hoja Bloque, de una belleza sin igual, que nuestro ente postal ha dedicado a la flor, fruto y árbol de Granado (Púnica granatum). El sello salió a la venta el pasado día 10 de junio de 2022, dentro de la serie “Flora”, y en el sello se puede ver una lámina realizada por Otto Wilhem Thomé (1840-1932), y publicado en el año 1903 en el libro Flora von Deutschland, Osterreich und Der Schweiz. Gera: Friedrich von Zezschwitz”. No deja de ser curioso que con la cantidad de este tipo de ilustraciones botánicas que, botánicos españoles y buenos habrán realizado a lo largo de la historia, que el correo español se haya tenido que fijar en una publicación de un ilustrador y botánico alemán. Así son las cosas. Dando valor a lo de fuera frente a lo de dentro.


El sello se realizó por el procedimiento combinado del Offset y la Calcografía, con una tirada de 110.000 ejemplares (según datos de Correos), y otra tarifa de las que tanto gustan a los filatelistas, de 5,10 €.

El hecho de incluir este sello en la catalogación de Alicante en la Filatelia, sebe principalmente por ser un cultivo muy extendido en la zona de Elche como hemos ya apuntado, donde existe una variedad autóctona conocida como “Mollar de Elche”, que se puede encontrar en  los principales mercados de toda Europa. Se trata de la variedad de Granado más cultivada en toda España.

A pesar de su vinculación  con Elche y su agricultura, Correos no tuvo en cuenta este hecho para dotar a la emisión de su correspondiente Matasellos de Primer Día, usado en la Oficina de Correos de la ciudad.

La Sociedad Filatélica y Numismática de Alicante llevaba solicitando desde hacía años el tercero de los sellos que en este primer trimestre de 2022, se han puesto en circulación. El motivo no era otro que filatelizar de una u otra forma la emblemática Isla de Tabarca, única isla habitada de la Comunidad Valenciana, y con un patrimonio histórico y natural, que la hizo ser declarada Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural.


El sello se puso en circulación el pasado día 4 de mayo de 2022, con una imagen aérea de toda la isla, obra del fotógrafo José Benito Ruiz. Lleva una tarifa aplicada de 2,70 €, impreso en Offset y con una tirada de 135.000 ejemplares. Este sello si contó con Matasellos de Primer Día desde Alicante, aunque Correos no aceptó (por agenda) realizar la presentación del mismo, como si hizo (y hace) con otras emisiones.

Nueva Tabarca es un diminuto archipiélago situado frente al Cabo de Santa Pola, y a unas diez millas náuticas de la bahía de Alicante, ciudad a la que pertenece administrativamente desde 1770.

La isla principal, conocida como Isla Plana, es la de mayor superficie con cerca de 30 ha de terreno. Junto a ésta, que es el que alberga la población histórica, se sitúan otra serie de islotes como es el caso de La Cantera, al W., La Galera, al S., y La Nao al E., y una serie de escollos, la mayoría frente al perfil sur de la isla principal.


“Isla Plana” ha sido el nombre más utilizado a lo largo de la historia, hasta que “Nueva Tabarca” se convirtió en el último tercio del siglo XVIII en su nombre oficial. En aquellas fechas arribaron a la isla para su colonización definitiva un contingente humano de origen genovés, antiguos cautivos en Argel, que fueron rescatados por la corona española de Carlos III, y que habitaron años atrás la pequeña isla tunecina de Tabarka, y de ahí el nombre otorgado a la ínsula alicantina en recuerdo de aquella.

Tres nuevos sellos que ya forman parte de nuestra propia historia postal, y donde nuevamente los encantos de la “Millor Terreta del Món”, volverán a llegar de la manos de la filatelia a todos los rincones del mundo.

11 junio 2022

LLEGA EL VERANO....LLEGA LA FILATELIA A LA COMARCA

 

Apuntes Filatélicos

UN VERANO FILATÉLICO EN LA COMARCA

Por José Ivars Ivars
Divulgador e Investigador Filatélico
©Ifac Filatélico

 

El verano este año además de calor, vendrá cargado de filatelia en la comarca. Apenas hemos empezado con el mes de junio, y la agenda ya está repleta de actos, actividades y buenas noticias... muy buenas noticias, que llegan para situar a la filatelia comarcal en primera línea del panorama filatélico nacional.

Benissa prosigue con la celebración de los 40 años de Filatelia en Benissa, efeméride que se está llevando a cabo por todo lo alto y por toda Benissa. El viernes pasado (por ayer), la numismática fue la protagonista de la charla que ofreció el historiador y estudioso de las monedas, D. Luis M. Garrido Notario, acto celebrado en el Espai Cultural Cases del Batlle, y donde este numismático alicantino ofreció sus conocimientos sobre las monedas que el mismo autodefine como “de necesidad”, de las cuales ya hablamos en su momento en CANFALI MARINA ALTA, dado que algunas de estas se usaron en poblaciones como Dénia, Jávea y Pego.


Continuando con el amplio programa de actividades para estos 40 Años de Filatelia a Benissa, en esta ocasión los sellos llegan al Centro Social Bèrnia de Benissa, con una exposición filatélica que se pondrá visitar y contemplar durante todo el mes de junio, y donde los usuarios del centro, además de contemplar las colecciones expuestas, van a poder participar en las actividades preparadas para ellos y organizadas por la Agrupación Filatélica y Numismática de Benissa. Así tenemos que quienes lo han deseado, podrán participar en el taller “Escribe una postal a tu nieto/a”, actividad que pretende recuperar el hábito de la escritura epistolar, en esta ocasión entre abuelos/as y nietos/as. Las tarjetas postales que se escriban durante la actividad, la propia Agrupación Filatélica de Benissa las pondrá en circulación para que les llegue a los destinatarios. De esta forma se potencia la relación entre familiares, dejando por un momento las nuevas tecnologías para comunicarse.

Por otro lado, se ha editado también un álbum filatélico en el que como pasatiempos, los participantes han de rellenar, buscando los sellos que en él tienen cabida, sellos que la filatelia benissera aportará, todo ello bajo la atenta mirada de los monitores filatélicos que tiene la propia Agrupación Filatélica benissera. El colectivo de nuestros mayores, son potencialmente grandes conocedores de la filatelia. Muchos de ellos, en algún momento de su vida la han practica y desarrollado, y ahora puede servir de actividad complementaria y de ocio.


El resto de colecciones que están expuestas desde hace meses en diversos puntos de la localidad de Benissa, tanto en los centros escolares, Seu Universitaria, Oficina de Turismo de La Fustera, etc., seguirán expuestas en los horarios que cada centro tengan establecido.

En lo que respecta a emisiones postales, junio bien cargado. En primer lugar destacar que el próximo día 13 de junio Correos pondrá en circulación un sello dedicado al 150º Aniversario de la implantación de la Cota Cero en Alicante, sello que la Comarca tiene mucho de protagonista y culpa en ello.

El sello surge como iniciativa y propuesta de la Agrupación Filatélica de Calp, y en la que otro calpino, José Vicente Sánchez, geógrafo de profesión, se involucró en el proyecto desde el minuto cero. Un logro, merecido y necesario, para que esta efeméride no pasase inadvertida. Un sello que enriquece más aún el catálogo de emisiones dedicadas a Alicante y su provincia, y que esperemos que esta vez sí, Correos se digne a considerar la posibilidad de que se realice una presentación oficial como es debido, al nivel de la efeméride.


Y dentro de esta misma línea, recientemente la Comisión Filatélica del Estado, organismo que tiene en su haber la potestad de elegir los motivos que aparecerán en los sellos y demás signos de franqueo, informaban que en su última reunión celebrada en Madrid el pasado día 18 de mayo, acordó aceptar 2 de las varias solicitudes de sellos que la filatelia calpina había presentado.

Uno de ellos, tal vez el que mayor repercusión está teniendo en los medios de comunicación, es el sello que Correos ha concedido para el 50 Aniversario del Edificio de La Muralla Roja de Calp y que se pondrá en circulación sin fecha prevista aún, durante el año 2023, solicitud que la filatelia calpina presentó en noviembre de 2021, mucho antes de que el consistorio calpino decidiese que 2023 sería considerado el AÑO BOFILL.

El sello todavía no dispone de fecha de emisión, ni tan siquiera de un formato y motivo, para lo que desde el Ayuntamiento de Calp y la propia Comisión Año Bofill 2023 recientemente constituida, se trabajará en aportar las mejores imágenes sobre el edificio para que sea Correos la que decida que diseño es el mejor para un sello de esta trascendencia.

Otro de los sellos que se emitirá durante 2023 a petición de la Agrupación Filatélica y Numismática de Calp, y que tiene mucha vinculación con toda la comarca, es el dedicado al botánico y naturalista valenciano D. Antonio José Cavanilles y Palop (1745-1804), sello que se solicitó hace algunos años y que desde Calp se tenía la completa seguridad que algún día este ilustre científico, que en su día (1792) anduvo por nuestra comarca, describiendo todo aquello que a su paso fue viendo y descubriendo, sería motivo de un sello postal, y de esta forma filatelizar para todo el mundo al personaje y su impronta cultural, científica e histórica.

Un Junio cargado de filatelia que dará paso a Julio con su temporada estival y veraniega, y que por lo que sabemos también será interesante filatélicamente hablando, incluso para los que estén de vacaciones por nuestra zona. Pero del julio filatélico ya hablaremos más adelante.

 

06 junio 2022

CORREOS PONDRÁ EN CIRCULACIÓN UN NUEVO SELLO PARA CALP. EL AÑO BOFILL TENDRÁ CONMEMORACIÓN FILATÉLICA

 

LA MURALLA ROJA TENDRÁ SU SELLO POSTAL

Por José Ivars Ivars
Divulgador e Investigador Filatélico
©Ifac Filatélico


Uno de los primeros objetivos marcados para el 50 Aniversario del Edificio Muralla Roja de Calp será una realidad. La Comisión Filatélica del Estado, dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ha comunicado que en la reunión de esta celebrada el pasado día 18 de mayo, se acordó incluir en la Programación de emisiones de sellos de correo y demás signos de franqueo para 2023, la emisión de un sello dedicado a “La Muralla Roja de Calpe. Ricardo Bofill”. El tan ansiado sello para esta mítica construcción arquitectónica de Calp, será una realidad.


La petición de este sello surge mucho antes incluso de que el Año Bofill diera su pistoletazo de salida, y se hizo a través de la Agrupación Filatélica y Numismática de Calp, que sabiendo que en el año 2023 este edificio con impronta Bofill cumplía su medio siglo de vida, y conocedores de la premura con la que hay que solicitar a la Comisión Filatélica del Estado la emisión de cualquier sello postal, fue en noviembre del año 2021, incluso antes de que el Ayuntamiento acordase celebrar por todo lo alto el año 2023 como AÑO BOFILL, cuando se remite un amplio dossier, solicitando para Calpe el que será su segundo sello postal.

Esta respuesta por parte de Correos para incluir en su Programación Anual de 2023, un sello de Correos con la imagen de la internacionalmente conocida Muralla Roja, ha sido muy bien acogida no solo por el sector filatélico local y provincial, sino también por la recientemente constituida Comisión Año Bofill, que ven como uno de los primeros paso que se han dado, tendrá el final esperado, con la imagen de Calp por todo el mundo a través de la correspondencia epistolar.


Del sello se desconocen a fecha de hoy ni el motivo que Correos elegirá, ni tan siquiera detalles como el formato, la tarifa que se le aplicará, ni la fecha en que se pondrá en circulación, datos que con el tiempo Correos dará a conocer puntualmente. Desde el consistorio calpino, se brindará todo el apoyo que el ente postal requiera para que el sello del “Año Bofill Calpe 2023”, sea un sello digno no solo de la conmemoración de la efeméride, sino también del personaje que la creó, D. Ricardo Bofill, sirviendo además como recuerdo a su figura y legado, tras su fallecimiento en enero de 2022.

La arquitectura en su conjunto, es un tema por el que Correos está apostando en los últimos años a la hora de mostrar el conjunto arquitectónico español a través de los sellos, y La Muralla Roja no podía faltar en este conjunto. Cabe que de los cientos de edificios que han salido del Estudio de Arquitectura Bofill, este sea el primero que se plasmará en un sello postal, lo que le da un carácter más especial si cabe, a esta emisión postal para 2023.


Este pues será el segundo sello, de los convencionales, que Correos dedicará a Calp. El primero se puso en circulación en el año 1987, dedicándolo en esa ocasión al Peñón de Ifach, justamente el año en que se creaba el Parque Natural del Peñón de Ifach. Un icono de la geografía calpina que seguramente sea el más fotografiado. 36 años después, otro icono del paisaje calpino, tal vez tan fotografiado o más que el anterior, será el motivo elegido para que un sello muestre los encanto que Calp ofrece al mundo entero.

04 junio 2022

LOCALIZADA UNA NUEVA PIEZA PARA LA HISTORIA POSTAL DE LA COMARCA: UN NUEVO "TRÉBOL" DE JÁVEA.

 

Apuntes Filatélicos

UN INÉDITO NUEVO “TRÉBOL” DE JÁVEA

Por José Ivars Ivars
Divulgador e Investigador Filatélico
©Ifac Filatélico

 

Con el tiempo hemos podido constatar que cada carta, tarjeta postal o documento que haya viajado tiempo atrás por el Correo, en cualquiera de las modalidades que a lo largo de la historia han estado establecidas, son auténticas joyas, tanto para el coleccionista como para quien se precie de estudiarlas a fondo.

Dentro de la Filatélia, encontramos una amplia gama de tipos de coleccionismo, diferentes todos entre sí, pero con un nexo en común que nos hace, a quiénes nos decantamos por otras especialidades filatélicas, fijarnos en detalles que nos llevaran a querer saber más y mejor lo que tenemos entre manos, aun no siendo nuestra especialidad filatélica.

Carta de la colección Vázquez enviada desde Jávea a Valencia. Fecha del envío 23.04.1879
Carta más antigua completa conocida con el fechador de Trébol de Jávea

La de hoy (la carta motivo de este artículo) ha sido una verdadera sorpresa poder localizarla. Y haberlo hecho teniendo la carta completa aún le da una mayor importancia. Como vemos en esta misiva, se trata de una carta remitida desde Jávea a Valencia, donde en origen se estampó el “raro” matasellos que en el argot filatélico se le conoce como “de Trébol”, y del que en su día ya hablamos largo y tendido en esta misma sección de CANFALI MARINA ALTA (30.10.2020), donde mostramos y describimos la que hasta ahora era la “única carta conocida matasellada con el Trébol de Jávea”, la cual llevaba como fecha de expedición el 13 de mayo de 1879, perteneciente al historiador postal D. Juan A. Llácer.

Aquella carta, ahora ya tiene una hermana gemela. Su carácter de “única” ya no podrá serle otorgado porque ha aparecido esta nueva misiva, que nos ha sido cedida por el filatelista calpino J. Vázquez Boronat. Esta nueva “rara” carta con el “Trébol” de Jávea, es anterior a la de la Colección Llácer. Está fechada en Jávea el 23 de abril de 1879, aunque por la anotación que el destinatario hizo en su reverso, sabemos que fue escrita el día anterior, el 22 de abril. Se trata de una carta de carácter comercial, sin que el contenido haya sobrevivido al sobre, y donde un profundo estudio de la misma nos dará esa información que nos permitirá conocer mucho mejor el correo y las tarifas de la época.

Ambas cartas tienen dos elementos en común. En primer lugar el tan comentado matasellos de “Trébol” de Jávea, que les da esa especial característica, y por otro lado, el uso en las dos de sendos sellos de los de “Impuesto de Guerra”. Y será este elemento el que va a otorgarle a la recientemente localizada carta de Jávea, un carácter especial desde el punto de vista filatélico.

Colección Llácer. Carta circulada, hasta ahora inédita, con el matasellos "Trébol" de Jávea. 13.05.1879

Observando ambas, las dos llevan el mismo franqueo. Una suma de 0,25 Ptas., que por la tarifa aplicada en la época según la circular del 27 de febrero de 1879, establecía esta tarifa para el envío de cartas sencillas tanto a la península como a las islas adyacentes y las posesiones de África. Pero curiosamente la carta de la colección de Llácer, se franquea con un sello de Impuesto de Guerra, que dejó de tener validez para ese tipo de “tasa”, el 1º de mayo de ese mismo año, incluso usándose a pesar de la circular del 27 de febrero que en su artículo 6º dice textualmente “…que desde el 30 de abril próximo se supriman y queden fuera de circulación los sellos del impuesto de guerra de cinco y quince céntimos…”, como es el caso de la carta de la colección Llácer.

Esta nueva carta con el fechador de “Trébol” de Jávea, de la Colección Vázquez, está circulada casi un mes antes que la anterior, con los últimos días de efecto del mencionado Impuesto de Guerra, y una tarifa en vigor desde 1878, según el Anuario de Correos de ese año, de 0,10 Ptas. (tarifa para cartas sencillas para envíos dentro de España)  y 0,25 por lo que en la carta debió de habérsele puesto un sello de 0,10 Ptas., + 1 sello de 0,25 Ptas. del recargo del Impuesto de Guerra. En total 0,35 Ptas., que como vemos la tarifa que lleva esta carta no es del todo correcta para este tipo de envíos. Y no lo decimos los filatelistas, lo dicen las publicaciones de Correos de la época (Anuario de Correos de 1878).

Pero hasta en esto de la información “oficial” que quienes nos adentramos en el estudio de la historia postal, nos cuesta encontrar la información veraz o verídica que nos explique porque un usuario del Correo de mediados del Siglo XIX, puso en la carta unos sellos que suman una cantidad que al parecer no era la estipulada. Y como el funcionario del ramo que matasello la misma, le dio circulación como tal cosa.

Si volvemos a la Circular de Correos de fecha 27 de febrero de 1879, dirigida a los Administradores Principales de las Oficinas de Correos de España, y por correlación a las Estafetas y Carterías, en la que se les informa de lo dictado en la Real Orden de fecha 4 de febrero de 1879, donde con la anulación a partir del 1º de mayo del Impuesto de Guerra, aunque más que una anulación, es simplemente una modificación de la tarifa vigente en la que se aumentan los precios y se suprime el uso de sellos adicionales, tampoco nos queda claro si la carta circuló de Jávea a Valencia, con falta de franqueo.

En ocasiones, la interpretación de esta útil información para los historiadores postales, es la que nos dará la respuesta que buscamos. Y si no es así, siempre nos queda la voz de los expertos que en este caso, nos confirman que hasta la implantación el 1 de mayo de 1879 de la nueva tarifa, las cartas anteriores a esta, circulaban dentro de España con un importe de 0,10 + 0,15 ptas. Por lo tanto circuló debidamente, en los últimos días del uso de los Sellos de Guerra en la correspondencia (volverán a usarse ya en 1897 y 1898), y con el tan buscado Trébol de Jávea. Cabe decir además que la carta circula entre ambas ciudades en tan solo un día, dato que sabemos con certeza puesto que se le estampó el fechador de llegada a Valencia el día 23 de abril de 1879. Una eficacia y prontitud en el entrega que ni los de Amazon hoy en día. Pero estudiar el recorrido de esa carta, será otro trabajo que nos queda pendiente.


Agradecimientos:

Por la información aportada para la redacción de este artículo, a los filatelistas D. Jesús González Herrera y D. Juan A. Llácer Gracia. Y por haber cedido la imagen de la carta fechada en Jávea el 23 de abril de 1879, a D. Joaquín Vázquez Boronat.

28 mayo 2022

FILATELIA Y "AÑO BOFILL 2023". UN BINOMIO NECESARIO.

 

LA FILATELIA EN LA COMISIÓN DEL “AÑO BOFILL” 2023

Por José Ivars Ivars
Divulgador e Investigador Filatélico
©Ifac Filatélico

 

Qué la filatelia ha de estar presente en todas las manifestaciones sociales y culturales debería ser un imperativo a todos los niveles. Al menos así lo entendemos desde la Agrupación Filatélica y Numismática, que desde hace años (y no pocos) tratamos de crear ese vinculo necesario entre la vida cultural de Calp y la filatelia. Y aún vamos más allá, dándole importancia en ocasiones a efemérides importantes y resaltables, para que quede constancia al menos filatélicamente hablando, si llegase el caso de que no se va a resaltar por otro medio cultural o social. Este no es el caso afortunadamente que nos ocupa.

El pasado día 24 de mayo se constituyó oficialmente la Comisión del año Bofill 2023, a la que desde el consistorio calpino se quiso que miembros de la filatelia calpina estuviesen presentes. No en vano, y como bien apuntó la Alcaldesa de Calp, Dña. Ana Sala, esta iniciativa de conmemorar durante todo el año 2023, la celebración del 50 Aniversario del Edificio La Muralla Roja del Arquitecto catalán D. Ricardo Bofill, en parte, tuvo su origen en esa inquietud que desde siempre han mostrado los filatelistas calpinos por Calp y por el coleccionismo de sellos, haciendo de ambas cosas un tándem que funciona.

La idea surge ya en noviembre de 2021, cuando sabedores de que este emblemático edificio, tan reconocido mundialmente, y protagonista de tantas instantáneas en las redes sociales, cumplía 50 años en 2023, y conocedores de que cualquier tema que concierne con Correos para una posible emisión postal, ha de trabajarse y solicitarse con la suficiente antelación, pusimos toda la maquinaría a funcionar y solicitamos, casi por inercia e iniciativa propia, a la Comisión Filatélica del Estado la correspondiente emisión postal. Algunos medios de comunicación, al hablar de esta primera reunión de  la Comisión Año Bofill 2023, dan por hecho que el sello dedicado al 50 Aniversario del Edificio de la Muralla Roja, será una realidad en 2023. Nosotros tenemos la misma convicción en ello, pero ahora mismo la solicitud solo es un proyecto a esperas que la Comisión Filatélica del Estado se reúna y tome la decisión que considere.

 

Fotografía original, sin manipulación alguna, con los miembros de la Comisión Año Bofill 2023.
Fuente: Ayuntamiento de Calp

La única realidad a fecha de hoy que hay, y que así hicimos constar en nuestras propuestas de ideas para llevar a cabo durante el año 2023, es que además de haber solicitado el sello, la Agrupación Filatélica y Numismática de Calp, también lo hizo en su fecha el consistorio calpino, así como la propia Diputación Provincial de Alicante. Tres entidades pues que apuestan por la necesidad de que esta efeméride cuente con su elemento postal en forma de sello, independientemente de que llegado el momento se decida solicitar o adquirir cualquier otro elemento postal de los que Correos pone en el mercado que puedan tener imagen alusiva al motivo que nos ocupa.

"Boceto" de un posible sello para el 50 Aniversario de La Muralla Roja de Calp 

Hay que resaltar, que cuando se hizo público el anuncio de la solicitud del sello (Noviembre 2021), también se informó de que EXFICALP 2023 ya tenía su tema principal, desconocedores en aquel momento de la triste noticia que nos llegaba el 14 de enero de 2022, con el fallecimiento de D. Ricardo Bofill, noticia que hizo más plausible la necesidad de realizar un AÑO BOFILL cargado de actividades que reivindiquen y ponga en valor más aún este legado arquitectónico, cultural e histórico, que la impronta Bofill dejó en Calp.

En este sentido, desde la filatelia calpina se va a trabajar para que así sea, y que la filatelia esté presente en todos y cada uno de los actos que se lleven a cabo durante los 365 días dedicados, ya no tan solo al Edificio La Muralla Roja, sino también a la figura de su creador.

 

Sobre conmemorativo "no adaptado" (Boceto) para EXFICALP 2023

La Jornada de constitución de la Comisión del Año Bofill 2023, terminó con una fotografía tomada en el escenario de la conmemoración, donde los miembros de la Comisión posaron frente al Edificio La Muralla Roja, instantánea que dicho sea de paso, un grupo local, modificó para manipular y desinformar a la ciudadanía, grupo que dice llamarse “Cultural”, pero que los Flamencos a los que representan, tienen mucha más CULTURA que la que estos incultos manifiestan. Anécdotas que el día a día nos ofrecen, que para nada van a distorsionar el buen hacer de este comisionado que ya se ha puesto a trabajar.